El Ayuntamiento de San Fernando se une a ‘ConTrato Humano’

La Federación Española de Párkinson impulsa esta iniciativa que persigue normalizar la enfermedad en el entorno laboral

La alcaldesa, Patricia Cavada, y el concejal de Inclusión y Políticas Sociales, Jaime Armario, han mantenido esta semana una reunión con la secretaria de la junta directiva de la Federación Española de Párkinson y directora de la asociación ‘Párkinson Bahía de Cádiz’, Lola Garzón, y la trabajadora social de la entidad, María Laínez, de cara a coordinar la sesión de trabajo de ‘ConTrato Humano’ a la que se ha sumado el Ayuntamiento isleño.

“La iniciativa persigue promover la inclusión laboral y social de las personas con párkinson a través de la adaptación del puesto de trabajo. En San Fernando, donde se concentran numerosas entidades de ayuda mutua y dependencia que nos referencian como una ciudad inclusiva, su Ayuntamiento tiene que impulsar la inclusión en todos los ámbitos y el laboral es uno de ellos, de forma que logremos sensibilizar y normalizar la enfermedad en el entorno de trabajo”, asegura la regidora isleña.

La primera sesión de trabajo de esta iniciativa, que impulsa la Federación Española de Párkinson, tuvo lugar el pasado 22 de mayo con la participación de distintos responsables de las empresas, de A.M.A. Seguros, Bidafarma, Cámara de Comercio, Caixa, Navantia y Zona Franca de Cádiz.

A finales del próximo mes de junio, será en el Ayuntamiento de San Fernando donde se desarrolle la próxima sesión de trabajo en la que se persigue, en líneas generales, promover la inclusión laboral y social de las personas con párkinson a través de la adaptación del puesto de trabajo. Para ello, se reparten a los participantes cuadernos de trabajo donde se contemplan varias historias de vidas, y material de sensibilización, además de proyectar un vídeo, y trabajar varias dinámicas de grupo para el conocimiento de la enfermedad de párkinson.

Al finalizar, se procede a la firma de un contrato con cada empresa o administración participativa, donde se comprometen a ser una entidad inclusiva, fomentando la diversidad y facilitando la flexibilidad y el apoyo necesario a sus trabajadores con Párkinson para que puedan mantener su trabajo.

Para la Federación Española de Párkinson y las asociaciones de párkinson, una empresa que facilita a una persona con párkinson seguir trabajando en ella, “es una empresa que valora la diversidad y apuesta por la integración, lo que contribuye a hacer una sociedad mejor, más justa y solidaria”.

Además, ponen el acento en las personas jóvenes, ya que una de cada cinco personas con esta enfermedad tiene menos de 50 años y un tercio del total están en edad laboral. El diagnóstico de párkinson hace que la persona se plantee una serie de cuestiones, como si podrá seguir realizando las tareas propias de su puesto de trabajo, cómo comunicar el diagnóstico e incluso pueden surgir dudas acerca de su continuidad en el puesto de trabajo.

Dado que esta enfermedad es aún muy desconocida por la sociedad, se llegan a los estigmas que pueden provocar el aislamiento social. Por eso, la federación destaca la importancia de aumentar el conocimiento de la misma en el entorno laboral, de cara a reducir los falsos mitos que la rodean, favoreciendo la normalización de la enfermedad y la inclusión social de las personas con párkinson.