La periodista María Gomez, acosada en plena retransmisión del mundial

La periodista española de Mediaset fue besada por un espontáneo mientras grababa en directo

El mayor evento futbolístico del mundo está haciendo ver al mundo las desgradables situaciones que viven día a día muchísimas mujeres periodistas. En el Mundial de Rusia 2018 se han dado ya múltiples casos donde aficionados acosan y molestan a reporteras mientras realizan su trabajo.

La última en sufrir esta lamentable situación ha sido la reportera española María Gómez, la cuál trabaja para Mediaset. La reportera era asaltada por un hombre mientras realizaba su trabajo y recibía un beso en la cara en directo.

María Gómez se suma así a otros casos sufridos por reporteras alemanas, colombianas y brasileñas durante el mundial. La periodista española mostraba su enfado en redes sociales: “Quería aparcar un poco este tema, pero he decidido publicar el vídeo para que esos que dicen que exageramos y que esto son sólo bromas me expliquen dónde está aquí el chiste, por favor. Es que yo no le veo la gracia y sigue sin parecerme normal”.

Horas más tarde, la periodista explicaba a Nico Abad en directo todo lo sucedido, pidiendo ante todo el mundo que estas actuaciones cesen de una vez:

“La indignación empieza a ser cada vez más potente. Son muchas las reporteras que mientras estamos trabajando los días de partido, con aficionados, en la calle, pues hay maleducados, gente con copas de más que de pronto se abalanzan para darte un beso o te molestan.

Basta ya de este tipo de actitudes, basta ya de este tipo de hombres. No somos floreros. No estamos esperando besos que no pedimos, no somos muñequitas que estamos en la calle, somos profesionales y pedimos simplemente respeto. Entendemos la euforia y la alegría, pero vamos a dejar ya este tipo de situaciones que parecen del pleistoceno.”

La situación que viven periodistas como María Gómez es cuanto menos nauseabunda y desde elmira.es nos sumamos a denunciar este tipo de atropellos a las mujeres periodistas que sufren cualquier falta de respeto.