El maridaje perfecto con vinos de Jerez para una cena impecable 

Consejos para triunfar en las fiestas navideñas

Cuando organizamos una cena especial nos esmeramos en que todo salga a la perfección y que los aciertos resalten por encima de cualquier fallo o error de última hora. En las fiestas venideras la cena familiar se convierte en uno de los momentos más mágicos de la Navidad.

A la hora de confeccionar el menú y la bebida con la que acompañarlo, pensamos ¿blanco o tinto? Y la respuesta es blanco, pero no cualquier blanco. Los vinos de Jerez son unos vinos blancos muy especiales que se elaboran exclusivamente en el sur de España con una tradición centenaria.

En los mejores restaurantes del mundo chefs y sumilleres aprovechan los matices y la versatilidad de estos vinos para potenciar los sabores de sus platos y ahora tú también puedes hacerlo gracias a estas claves.

¿Y si… maridas con un vino que no es como cualquier vino?

La clave consiste en conseguir la armonía entre sabores. Un vino con un sabor potente puede hacer que los sabores más suaves de los platos desaparezcan. Un buen maridaje es el que complementa los sabores de los platos, e incluso los realza y mejora, sin perder el equilibrio.

Te mostramos la guía del maridaje perfecto con los vinos jerezanos como protagonistas:

  • Moscatel y Pedro Ximénez: Quesos complejos, salsas amargas, postres no dulces y reducir picantes.
  • Fino y Manzanilla: Aves Blancas, Mar, Grasas, Frutos secos, vinagres y amargos suaves.
  • Amontillado: Mar complejo, grasas complejas, frutos secos tostados, setas y trufas, Ahumados/Brasa, Amargos y potenciar picantes.
  • Oloroso: Carnes rojas, Caza, salsas con vino tinto, Especias no dulces.
  • Palo Cortado: Quesos complejos, ibéricos frescos, Chocolate, leche de coco, salsas dulces y especias dulces.
  • Medium y Cream: Fondos con frutas, agridulce, equilibrar picantes y especias orientales.