Provoca la muerte de una madre y su bebé por realizar la cesárea borracho

El doctor causante de tan terrible negligencia ha sido detenido por las autoridades

Toda una lástima. Un hecho de trágicas consecuencias. Un suceso triste el que ha tenido lugar al oeste de la India. Concretamente en Gujarat. Un doctor ha sido detenido como responsable máximo y único de la muerte de una mujer y su bebé tras practicarle una cesárea en estado ebrio. Execrable actitud.

Patético comportamiento y delictiva negligencia profesional. Las autoridades le han abierto de inmediato una investigación. Cabe constatar que el doctor PJ Lakhani posee una vasta experiencia en su quehacer médico. No en balde durante los últimos quince años ha estado trabajando para el Sonovala Hospital.

Con todo y con eso, una cosa no quita la otra y ahora se encuentra detenido. Y directamente sobre él, sobre su persona, recae la acusación de haber sido el responsable de la muerte de una mujer y de su bebé por la mentada terrible negligencia. Sin duda alguna, practicar una cesárea en estado de embriaguez es negligencia aborrecible.

Ha sido la propia policía la que, tan pronto se ha abierto la investigación, ha asegurado su estado de embriaguez durante la intervención. Es más, el propio médico se anticipó y solicitó protección a la Policía en caso de que la familia descubriese lo ocurrido y optaran por atacarle.

En este sentido, la investigación se centra ahora en saber si hubo negligencia, tan sólo negligencia, en la muerte o también influyeron razones médicas. Cabe apuntar que los familiares, al conocer que el bebé había muerto y que la madre estaba sangrando abundantemente, optaron por trasladarla de inmediato, a todo correr, a un hospital cercano. Pero falleció en el trayecto.

Por su parte, el propio hospital también ha abierto una investigación interna para determinar del mismo modo las causas de la muerte de la paciente, identificada como Kaminiben Chanchiya, de 22 años. Un suceso incomprensible en pleno siglo XXI. E impropio de la alta responsabilidad que un doctor sostiene entre manos durante su labor profesional.