Utilizar préstamos para solventar gastos

“El problema no es pedir un préstamo o un crédito, es saber para que se destina”

El uso de préstamos o créditos es muy común a nivel mundial, ahora bien para que se usa el dinero que se obtiene en un préstamo o en un crédito es algo muy importante ya que hay una gran cantidad de personas que terminan sufriendo situaciones peores a como estaban antes de obtener el préstamo.

Por ello es de importancia el saber cómo utilizar un préstamo, y para que destinar el dinero. Os recomendamos que leas esta pequeña historia escrita por nuestro equipo de asesoramiento gratuito para que te ubiques un poco en el contexto del artículo.

Reparando un pote de agua usado

Un hombre tenía un pote (pimpina, pipote, pipa, barril) el cual había comprado a crédito y todavía lo estaba pagando, en este pote él almacenaba agua limpia y fresca, aquel hombre se dedicaba a trabajar el campo y no tenía mucha agilidad sino para las cosas del campo.

Como el hombre era pobre, por supuesto el pote lo compro viejo y usado, un día se dio cuenta que el pote se vaciaba. El hombre descubre que el pote está roto y entonces decide solicitar un préstamo para solucionar el problema. Cuando le dan el crédito en lugar de comprar un pote nuevo decide más bien comprar una pega, para tratar de solucionar el problema, pero la pega no sirvió.

Entonces con lo que le quedo de dinero decide pagar lo que debía del pote y como no le alcanzaba mucho compro otro pote usado (que lo tuvo que comprar a crédito porque no le alcanzaba el dinero), que ya al mes empezaba a botar el agua, tal cual como el que tenía antes.

El pote también se había roto… Fin de la historia.

Esto pasa también en la vida real cuando tú no sabes qué hacer con un préstamo que has solicitado o cuando dedicas el préstamo para salvar deudas que ya tenias, y que lo que te ha llevado es a endeudarte nuevamente sin haber solucionado el problema.

Pedir un préstamo o un crédito  

El problema no es pedir un préstamo o un crédito, es saber para que se destina. Cuando tú destinas el dinero para pagar un gasto o una deuda que tienes, lo que vas a hacer es generar una deuda mayor. Solo que con mayor plazo para pagarla. Pero si pudiste ser responsable con la que tenías anteriormente ¿podrás serlo con la nueva?

Problemas de endeudamiento

Esto te puede generar problemas de endeudamiento y en el sistema crediticio bancario.

Al pagar un dinero que adeudes con otra deuda que asumes, debes tener muy en cuenta cuál es tu capacidad para poder salir de esta nueva deuda, no puedes pagar más de lo que ganas mensualmente.

Cuando vives tratando de pagar gastos o deudas ya fijos con un préstamo que te va a generar más endeudamientos, entonces tu capacidad monetaria no va a ser suficiente porque debes agregarle ahora los intereses que generan esta nueva deuda.

Es mejor ante esta situación que trates de buscar como refinanciar tu deuda, buscar la manera de ampliar el lapso de pago de tus deudas (con lo cual tendrás algo más de tiempo), buscar ingresos extras de manera de generar algo más de dinero y así salir de los compromisos, o en ultima momento te puedes declarar insolvente y negociar cualquier salida con la entidad financiera.