Andalucía vota el cambio

Cataclismo político en Andalucía con amarga victoria del PSOE de Susana Díaz

Resultado histórico en Andalucía cuando por primera vez en la historia de la autonomía democrática el hegemónico PSOE pese a ganar las elecciones tiene muy difícil conformar un Gobierno en Andalucía.

El PSOE de Susana Díaz ha ganado las elecciones, quizás la victoria más amarga del PSOE más fuerte de España. Logra 33 escaños y se deja 14 con respecto a 2015.

El PP de Juanma Moreno, al que todos daban por muerto, ha resistido el tirón para seguir siendo segunda fuerza política. Ha perdido siete escaños y con 26 asientos en el Hospital de las Cinco Llagas es segunda fuerza pese muchos pronósticos. Juanma Moreno tiene muchas papeletas para ser el próximo presidente de la Junta.

Tal y como estaba previsto, Ciudadanos ha protagonizado un enorme subidón, aunque más contenido porque no ha podido dar ese sorpasso al PP. Es el único partido del Parlamento que sube, pasando de 9 parlamentarios en 2015 a 21.

En política, 2+2 nunca son cuatro, y esto se ve perfectamente reflejado en el resultado de Adelante Andalucía, la coalición entre Podemos, IU y otros grupos. Han logrado 17 escaños, tres menos que la suma que tenían Podemos e IU por separado. Y a priori, no tendrán un papel fundamental porque no pueden sostener por sí solos al PSOE en la Junta.

La gran sorpresa

Pero la gran sorpresa de esta jornada de adelanto electoral es Vox. La formación más a la derecha del espectro político español se estrena a lo grande. Y es que los mejores sondeos le otorgaban entre cuatro o cinco escaños, pero nada, el partido que lidera Santiago Abascal entra en el Parlamento Andaluz, el primero donde ganan presencia en España, con 12 parlamentarios.

Sorprendentes resultados los que ha deparado este 2 de diciembre. Está claro que el centro-derecha va a hacer todo lo posible por alcanzar un acuerdo, pues ha sido la comidilla durante toda la Campaña: “el cambio” decían. Ahora tienen la oportunidad.

Y una más, habrá que ver qué tipo de reacción va a provocar en el precario Gobierno de Pedro Sánchez estos demoledores resultados de su partido en la agrupación más potente y en su feudo histórico.