A prolongar la racha y el sueño

El Cádiz buscará con los menos habituales hacer bueno el resultado de la ida en Carranza

Que no pare la fiesta tampoco en la Copa del Rey. Esa es la premisa con la que el cadismo afronta la vuelta de los dieciseisavos de final de la competición del KO. El 2-1 de la ida invita a ser optimistas y lo que está garantizado es que se competirá porque la lucha nunca no se negocia.

Y para que todo el mundo tenga su sitio, Álvaro Cervera ha decidido tirar de los menos habituales para la cita copera frente al Espanyol. Algunos de los puntales de la remontada se han quedado en casa como es el caso de Sergio Sánchez, Garrido, Salvi o el goleador Lekic.

Ello abrirá la puerta de la titularidad a algunos suplentes que, sin duda, buscarán reivindicarse por diversas circunstancias, algunos por buscarse un codiciado sitio en el once y otros porque el mercado de diciembre está próximo.

Esta fórmula ya dio resultado en el partido de ida y qué resultado. Lekic comenzó su idilio con el gol desde que el técnico amarillo le otorgó la titularidad en aquel encuentro del 1 de noviembre. Y si nos remontamos un poco más en el tiempo, a nadie se le olvida el magnífico rendimiento que ofrecieron los menos habituales el año pasado a estas alturas en el Benito Villamarín.

Por tanto llega el momento de los Kecojevic, Matos, Azamoum, Agra o incluso Mario Barco. El botín no es otro que mantener el buen listón alcanzando en los últimos años, ya que en dos de los tres últimos se alcanzaron los octavos de final.

Enfrente un Espanyol en horas un tantos bajas, un conjunto que había alcanzado la condición de revelación pero que como en el fútbol todo es tan efímero casi se puede decir que la ha perdido en las dos últimas jornadas ligueras.

Además en el horizonte el siempre trascendental partido liguero ante el Barcelona que siempre condiciona a los blanquizaules, aunque la Copa gusta y mucho por Cornellá. Rubí tendrá la última palabra a partir de las 21:30 horas.