El primer petrolero Suezmax construido en Navantia pasa con éxito sus pruebas de mar

El buque ha realizado dichas pruebas en aguas del Golfo de Cádiz entre el 26 de enero y el 4 de febrero 

La construcción buque petrolero C-540 “MONTE UDALA” de Navantia Puerto Real ha terminado con éxito sus pruebas de mar que se han realizado en el golfo de Cádiz entre los días 26 de enero y el 4 de febrero. El buque construido para la naviera ONDIMAR del grupo Ibaizábal, es del tipo SUEZMAX (máximas dimensiones para poder pasar por el canal de Suez).

Durante las pruebas de mar se han comprobado los diferentes sistemas del buque, entre otras pruebas la velocidad, el consumo, la resistencia, maniobrabilidad, los sistemas de gestión del lastre y carga, el fondeo. El buque regresa hoy al astillero, para ser preparado para su entrega al cliente en las próximas semanas.

Este es el primer petrolero que se construye en España en más de 20 años, y aporta más de 720.000 horas de trabajo para Navantia cada uno de los 4 buques que se están construyendo en el Astillero de Puerto Real. En total, el proyecto de los Suezmax supone más de 3.100 empleos para la comarca, contando los propios de Navantia y las empresas auxiliares.

Avances tecnológicos en su fabricación

Este petrolero incorpora por primera vez en la construcción naval, y a modo experimental, piezas construidas en impresora 3D en el propio astillero de Navantia, en concreto unas rejillas. Supone el primer hito a nivel internacional de instalación de piezas impresas mediante esta tecnología en la fase de constructiva de un buque. Tiene la ventaja de reducir a la mitad el peso y el coste de esas piezas.

Este programa de construcción aditiva lo desarrolla Navantia dentro del proyecto de Astillero 4.0, que pretende la aplicación de las tecnologías digitales más modernas en los procesos productivos. El Astillero 4.0 tiene unos objetivos claros de reducción de costes, plazos e incremento de calidad para lograr la sostenibilidad competitiva de la empresa.

El buque Monte Udala, que ha terminado hoy con éxito las pruebas de mar, desplaza 181.000 toneladas, tiene una eslora (longitud) total de 274 metros, una manga (anchura) de 48 metros y un puntal (altura del casco) de 23,7 metros. Estas dimensiones le permiten cargar 175.000 metros cúbicos de petróleo divididos en tres segregaciones diferentes en 12 tanques de carga y 2 slops.

Se desplaza gracias a un motor propulsor de 6 cilindros de 2 tiempos con una potencia de 14,275 kilovatios (kW) y además dispone de tres motores de generación de electricidad capaces de aportar 1250 kW cada uno.

El buque alcanza 15,5 nudos en condición de plena carga, con un calado de 16 metros, y tiene una autonomía de 22.000 millas. Dispone de capacidad para alojar a 36 personas en camarotes individuales con baño, y puede navegar sin personal alguno en la cámara de máquinas, gobernado desde el puente.