En calabozos el conductor que arrolló al niño jerezano que ha perdido una pierna

El individuo se encuentra la Comisaría de la Policía Nacional en espera de pasar el domingo a disposición judicial

El presunto autor de un delito de lesiones ya ha sido detenido en la mañana del sábado por agentes de la Policía Nacional, siendo ingresado en los calabozos de la Policía Nacional donde se encontrará hasta pasar a disposición judicial en la mañana del domingo.

Hay que recordar que el detenido quintuplicaba la tasa máxima permitida de alcohol, siendo encontrado además en posesión de sustancias estupefacientes tras haber provocado un brutal accidente en la Calle Cuesta de la Chaparra, en Jerez, debido al cual un niño de 9 años ha perdido una pierna encontrándose herido de gravedad. A pesar de esto, el hombre fue puesto en libertad.

El pequeño fue intervenido durante la mañana del viernes a vida o muerte, decidiendo el equipo médico del Hospital Puerta del Mar de Cádiz amputarle la pierna izquierda por debajo de la rodilla, para salvarle la vida. El niño se encuentra estable dentro de la gravedad, y durante la mañana del sábado está recuperándose de la anestesia, encontrándose un poco aturdido. Su estado es reservado.

El suceso tuvo lugar a las 18:30 horas de la tarde del jueves en la calle Cuesta de la Chaparra, en confluencia con la calle Calzada del Arroyo y Calle Ermita de Guía, en Jerez de la Frontera, donde un turismo tomó un giro indebidamente colisionando con un ciclomotor que circulaban correctamente, en el que circulaban un adulto y un menor de edad, padre e hijo.

El niño resultó herido grave por el impacto, siendo trasladado por una ambulancia del servicio programado del Hospital de Jerez que pasaba por la zona y que fue parada por los mismos transeúntes, cuyo conductor al comprobar que desde el 061 enviarían una ambulancia de pacientes críticos desde El Puerto de Santa María, y considerar que no había tiempo que demorar, decidió llevarlo él mismo hacia Urgencias del Hospital de Jerez, siendo posteriormente trasladado al Hospital de Cádiz tras comprobar el grave estado en el que se encontraba el pequeño.

Ya desde la noche llegaba la información que el niño podría perder una pierna por la gravedad de las heridas sufridas en dicho miembro, siendo operado durante la mañana del viernes. Su padre, que conducía el ciclomotor sufrió heridas leves.

El niño es jugador de fútbol del equipo A de la categoría benjamín de Marianistas, donde juega de medio centro defensivo, siendo muy conocido por sus habilidad con el balón, una de las piezas fundamentales de su equipo, a cuyos partidos habían acudido ojeadores de diferentes equipos importantes para ver en acción al pequeño diestro.

Según testigos presenciales, el turismo se dio a la fuga, siendo interceptado por un coche patrulla de la Policía Nacional, quien advirtió que el coche llevaba las ruedas vacías. Al avisar fueron informados del accidente acaecido, y que el coche era el mismo que describían los testigos. Vehículo en el que se apreciaban manchas de sangre en la carrocería, posiblemente del propio niño.

Agentes de la Policía Local trasladaron al conductor del turismo a dependencias policiales para someterlo a las pruebas de alcoholemia, donde acabó dando positivo, superando cinco veces la tasa máxima permitida, enfrentándose a un delito contra la seguridad del trafico, así como a otro por pertenencia de estupefacientes, al encontrarse droga en el interior del vehículo. El individuo fue puesto en libertad y pudo marcharse a casa.