El Xerez Toyota Nimauto acecha el liderato

El conjunto xerecista sumó su cuarto triunfo como local de la temporada tras imponerse a El Ejido

El Xerez Toyota Nimauto suma y sigue. El conjunto xerecista sumó su cuarta victoria como local de la temporada y aprovechó el pinchazo del líder para situarse a solo un punto del primer puesto. Los xerecistas firmaron un arranque de partido espectacular y doblegaron a un rival que apenas inquietó la portería de Manuel en la primera parte. Tras la reanudación, El Ejido adelantó líneas, aunque no fue hasta los minutos finales cuando consiguieron maquillar el marcador.

Nada más ponerse el balón en juego, los de Juan Carlos Gálvez trataron de tomar las riendas del partido y monopolizaron la circulación de balón. Los azulinos desplegaron 20 minutos de auténtico fútbol sala y a los diez minutos de partido, Mario lanzaba un zapatazo desde fuera del área que se colaba por la escuadra de Mata. Tan solo unos segundos después, un robo permitía a Antoñito adentrarse hasta el área almeriense y en el mano a mano volvía a superar al meta rival.

El Xerez Toyota Nimauto ponía tierra de por medio y empezaba a encarrilar una nueva victoria en un Ruiz Mateos que no conoce la derrota. La matinal del domingo sentó especialmente bien a los xerecistas, que a tres minutos para el descanso ampliaban nuevamente su renta por mediación de Germán.

Tras la reanudación, El Ejido trató de dar un paso adelante para intentar acortar diferencias. Los almerienses, que tuvieron muy pocas opciones durante los primeros 20 minutos, se encontraron con un nuevo golpe sobre la mesa de los de Juan Carlos Gálvez. Un taconazo de Raúl dentro del área permitía a los xerecistas aumentar su renta hasta los cuatro goles.

El partido parecía visto para sentencia, sin embargo, un gol de Juanpi a 14 minutos para el final daba un hilo de esperanza a los almerienses. El crono seguía corriendo en contra de El Ejido y pasaba muy lento para un Xerez Toyota Nimauto que continuaba con sus ya habituales rotaciones entre los jugadores de campo. A ocho del final, los ejidenses empiezan a jugar con portero-jugador y en un robo, un balón largo de Paquito lo cortaba Chema con la mano fuera del área impidiendo el quinto. La superioridad numérica la aprovechó Mario para hacer el 5-1.

Ya en los compases finales, el cuadro local pecó de exceso de relajación y El Ejido aprovechó para recortar diferencias y maquillar el marcador. Primero Bustos de penalti, hacía el 5-2 y a falta de 50 segundos para el final, el propio Bustos firmaba el definitivo 5-3.