Encuentran carne humana en la comida de un restaurante vegetariano

La carne pertenecía a los restos cadavéricos de un cliente habitual desaparecido días antes

Absolutamente atónitos. Boquiabiertos. Sin dar crédito. Fuera de sí. Estupefactos. Así se quedaron los clientes, los comensales de un restaurante vegetariano, en Tailandia, cuando hallaron una sorpresa entre sus fideos: trozos de carne humana. ¡Tal cual: trozos de carne humana! El descubrimiento provocó el susto inicial y, acto seguido, el consiguiente alboroto.

De inmediato presentaron una queja, en toda regla, ante las autoridades locales. Con todo y con eso, el esperpento no queda ahí. El final fue aún más horripilante, más patético, si cabe. ¿Qué sucedió? Que durante la investigación la Policía acertó a descubrir que las paredes de la cocina y el suelo estaban salpicados en sangre … Pero es más: había trozos de carne por todas partes.

Lo más terrorífico de todo es que no se trataba de carne de res o de carne de cerdo: sino de carne humana. Fueron las autoridades las que encontraron el origen de ese truculento panorama en la fosa séptica del local. Y allí se encontraba el cadáver en descomposición de un hombre de 61 años que además era cliente habitual del restaurante y que, a más inri, fue visto por última vez en octubre, mientras tomaba tranquilamente unas copas.

Su hermano había informado de su desaparición el 23 de octubre. Medios de comunicación aseguran que el cliente tuvo un enfrentamiento verbal con el dueño del restaurante, que acabó de forma violenta. Todo apunta a que la victima recibió un golpe en la cabeza con un objeto contundente y tenía seis puñaladas en el estómago y en la pierna.

La historia parece sacada de un argumento de película de terror. Puro Stephen King. La intención del dueño era deshacerse del cadáver triturándolo y sirviéndolo poco a poco en la comida de los clientes. El presunto asesino sí huyo y actualmente se encuentra en paradero desconocido.