Brutal paliza a una anciana de 97 años

Los gritos de auxilio alertaron a los vecinos del bloque

Un hecho que indigna. Un hecho que sorprende, para mal. Un hecho brutal. Fueron los gritos de auxilio y los tremendos golpes -desgarradores- los que alertaron a los vecinos del bloque, que llamaban a Emergencias para dar el aviso. Ocurrió este pasado lunes día 7 en la calle Poeta Sánchez Madrigal, en pleno centro de Murcia.

Para echarse las manos a la cabeza. Una anciana de 97 años de edad sufrió una brutal agresión presuntamente a manos de su cuidadora. La cuidadora es una española de 41 años de edad, y su pareja, de la que no han trascendido más datos.

La Policía Local se presentó en la vivienda de inmediato, tras el aviso. La vivienda está ubicada en un tercer piso de la citada calle. ¿Qué encontraron allí? Una anciana en un deplorable estado y a su agresora -también estaba su agresora -que responde a las iniciales de M. P. M.-. Ambas mujeres estaban cubiertas de sangre.

Pero hay más: los agentes de la Policía Local también encontraron una cantidad indeterminada de estupefacientes «desperdigados» por la vivienda. También había sangre por diversas zonas de la misma. No se puede descartar ninguna hipótesis a propósito de la investigación: por el momento no se contempla el robo como la motivación de la agresión, puesto que en una primera inspección ocular no había signos que así lo indicasen, como cajones o ropa revuelta.

Un panorama desolador. La presunta agresora fue detenida en el acto y se le tomó declaración en la comisaría de la Policía Nacional, pero su pareja, de la que por el momento no han trascendido más datos y que se sospecha que también participó en la agresión, sigue en búsqueda y captura. La anciana, por su parte, sería trasladada al hospital Morales Meseguer con heridas de diversa consideración y pronóstico reservado. La crueldad no tiene límites.