El Gobierno local, “muy satisfecho” con la aprobación de la ordenanza de terrazas

Martín Vila avanza que en el periodo de alegaciones se incorporarán “puntualizaciones de mejora” que “no rompen” el contenido consensuado

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz se ha mostrado “muy satisfecho” con la aprobación inicial este jueves del proyecto de ordenanza de ocupación de vía pública con terrazas y otros elementos anexos en establecimientos de hostelería, ya que se trata de un texto “consensuado” por todos los agentes implicados que garantiza un marco de convivencia en los espacios públicos de la ciudad y que, además, introduce elementos de protección para los propios trabajadores de la hostelería.

El edil de Vía Pública, Martín Vila, ha recordado que “hace ya 18 meses que iniciamos esta tarea, incorporando a la mesa de trabajo no sólo a la hostelería, sino también a representantes en defensa peatones, consumidores, sindicatos y también a los vecinos de la ciudad”. Según ha comentado, ha sido una labor “ardua” en la medida de que ha abordado “un debate que nunca se había abierto a la ciudad”, ya que era “un debate que estaba secuestrado por el PP, entonces gobernando, y la propia patronal de hostelería”.

Vila ha abundado que ese debate ha sido “cómo ordenamos el espacio público, entendiendo que en las plazas y calles de la ciudad no solamente debe haber espacio para la ocupación con mesas y sillas, sino también espacio para la convivencia no vinculada al consumo”. Las plazas y calles “tienen que ser para vivirlas, para el disfrute vecinal y libre y, por tanto, con esta ordenanza garantizamos espacios y plazas singulares en esas reglas de reparto”, ha agregado.

El resultado es un proyecto de ordenanza que establece una regulación “en la que todos podamos sentirnos cómodos”, puesto que las aportaciones que han puesto sobre la mesa los vecinos, los hosteleros, los consumidores o los sindicatos “establecen ese marco de convivencia”.

Para el Gobierno municipal es “importante” que la ordenanza “incluya un elemento de protección a los trabajadores de hostelería”, ya que “siempre que hablamos de turismo y de repunte en el trabajo no podemos olvidar la alta precariedad que existe en el sector”. De ahí la relevancia de incorporar la obligación de que aquellos que ocupan los espacios públicos con mesas y sillas que estén al día con la Seguridad Social, ya que “permite que estos trabajadores tengan un elemento más de protección” y, al mismo tiempo, redunda en “un turismo de calidad”.

Otro de los aspectos que ha destacado es la obligatoriedad de señalización, lo que permite “garantizar el control de estas ocupaciones facilitando el trabajo de los técnicos municipales” y también ayuda a “evitar la competencia desleal que se da entre los propios hosteleros cuando alguien ocupa por encima de las autorizaciones concedidas”.

El concejal ha recalcado la satisfacción del Equipo de Gobierno por la aprobación inicial de esta ordenanza, que ha contado también con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos. Según ha avanzado, en el proceso de alegaciones que se abre ahora, “incorporaremos aquellas cuestiones que no rompen este contenido y que no afectan a la accesibilidad, a la seguridad de los trabajadores o a las reglas de reparto de los espacios públicos”.

Al respecto, ha indicado que lo que se incluirá serán “puntualizaciones de mejora para el propio día a día de la hostelería” vinculadas, por ejemplo, a que no tengan que recoger las mesas y sillas de terrazas con cerramientos cuando finalice el horario de apertura al público, o dar mayor margen de tiempo para la recogida de las terrazas. En definitiva, son cuestiones que “no afectan a los elementos trasversales de esta ordenanza”, que confía en que pueda estar definitivamente aprobada y aplicándose a principios de 2019.