Sin confianzas ante un buen rival

El Cádiz recibe al Rayo Majadahonda con el deseo de prolongar la excelente racha de resultados de noviembre

Partido de esos que se llaman trampa. El nombre del rival no impone mucho, ya que en la mente de cualquier aficionado al fútbol rondaría la percepción de que el Rayo Majadahonda es el conjunto más débil de la Liga 123.

Más allá de realidad, los madrileños, pese a su modestia, han protagonizado un arranque de temporada más que digno y tumbarlos resulta una misión más que complicada a tenor de lo que han demostrado hasta ahora.

Se acabó el mes de noviembre y diciembre ha empezado con el guión esperado. Eliminación copera pero ofreciendo una muy buena imagen que incluso permitió alcanzar el botín soñado. Solo hubiese hecho falta que Azamoum hubiese conectado ese remate de cabeza en posición correcta.

Ese buen sabor de boca permite seguir confirmando que los de Cervera marchan en la línea correcta, esa espiral que les ha permitido redondear un undécimo mes del año inmaculado y encaramarse en la lucha por los puestos que dan acceso al ansiado play-off.

Más allá de que en Cornellá se compitió, la cita copera ha dejado algunas rémoras en caso de lesiones como es el caso de Mario Barco o Azamoum. Tampoco es menos cierto que no son habituales en el once del técnico cadista.

Más complicado es sustituir a Salvi. El extremo sanluqueño ha tenido la desgracia de caer lesionado cuando mejor se encontraba y las quinielas para suplirlo se antojan complicadas. La opción Agra no termina de convencer mucho al técnico cadista, por lo que no se descarta que reubique a algún mediocentro en esa posición.

Donde si tendrá que recurrir a experimentar será en la banda izquierda, ya que la baja de Jairo le deja sin sustituto natural para ese costado zurdo. Perea o Aketxe parecen las opciones más viables como ya ocurrió hace pocos días frente al Espanyol.

Retornarán tras su descanso los Cifuentes, Correa, Sergio Sánchez, Brian, Garrido, Vallejo o Lekic, a los que se une un recuperado José Mari que, a buen seguro, será de la partida en el choque arrancará a las 16:00 horas en el Ramón de Carranza.