El PP isleño pide mejoras para el comercio de Almirante Faustino Ruiz y menos multas

Los populares quieren que el Ayuntamiento se comprometa con el pequeño comercio en lugar de sancionarlos

El gobierno municipal está obligado a fomentar el comercio local y favorecer la instalación de nuevos establecimientos, no ha penalizarlos con multas que, en muchos casos, son de cuantías desproporcionadas. Así lo entiende el PP de San Fernando, cuya secretaria general, Carmen Roa, ha planteado la mejora de la calle Almirante Faustino Ruiz para así fomentar el comercio de una de las zonas más reconocibles del centro de la ciudad.

De la misma forma, la también edil popular ha recriminado la política de acoso a la que el ejecutivo de socialistas y andalucistas ha emprendido contra los pequeños comerciantes del entorno de la Iglesia de San Francisco. “Tomando como excusa la normativa del PEPRICH (Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico), Patricia Cavada está ejerciendo una presión económica desleal contra un sector que es el que realmente mueve la ciudad, socialmente y económicamente”, asegura la edil.

Estos comerciantes han denunciado que desde el Ayuntamiento se les está multando por la colocación de letreros en banderola y que pone trabas insalvables para quienes deseen mejorar sus terrazas. “Queremos que el Ayuntamiento sea un apoyo del comercio y no una traba. Pedimos que el gobierno deje de hostigar al comercio y se convierta en un aliado de su desarrollo. Es necesario tomarse en serio el fomento comercial con medidas concretas, como el reurbanizado de la calle Almirante Faustino Ruiz, que se encuentra en un lamentable estado de deterioro e imposibilitada para las personas con movilidad reducida, pese a ser una calle con un gran tránsito de personas y vehículos”.

Roa ha pedido al gobierno de Patricia Cavada “que no le vuelva la cara a los comerciantes, que no los atosigue por querer sacar adelante sus negocios” y que antes de sancionar “advierta e intente conciliar posturas para evitar que salgan desfavorecidos y multados. Efectivamente, las normas están para cumplirlas, por parte de todos, incluido el propio gobierno. De quien está al frente de una administración pública como es la de San Fernando, se espera colaboraciçón y una apuesta decidida por impulsar la ciudad y su comercio”.