El pleno no fue pleno

Suele ser que en asuntos de dinero, no todos piensan igual

El Pleno de Fin de Curso y Cierre de Cuentas, junto con el reparto de las cantidades devengadas por el alquiler de sillas y palcos siempre es esperado por todos los representantes de nuestras Hermandades y como agua de mayo, más si cabe este año, donde se estaría ante una posibilidad más que real de poder incluir a Hermandades de Vísperas, Glorias y Sacramental en dicho reparto aunque en menor cuantía, como así se dispuso, todo ello contando con la aprobación del Pleno en cuestión.

Pero ello no fue así, más que una verdadera oportunidad de poder repartir entre todos, quedó de nuevo en mera historia falta de un verdadero orden o reglamentación interna por la que el Consejo, esté quien esté, junto a los componentes del Pleno, puedan llevar a cabo el fin para el que fueron reunidos entre otros, es decir, no hay nada que esté escrito y a lo que atenerse los Hermanos Mayores.

No queremos entrar en más líos ni historias sobre el adelanto, la devolución, la compensación o la falta de solidaridad, las formas y el orden han de buscarse con principios definitivos  que sea el soporte de cuánto generan de bien nuestras Hermandades y por supuesto mirando a Cristo y María, ése es el camino…. Una frase muy cofrade.