El prestigoso pianista Nikolai Demidenko llega al Villamarta

El artista ruso interpretará obras de Schubert, Scriabin y Prokofiev

Uno de los mejores exponentes de la escuela rusa de piano y uno de los intérpretes más reconocidos de este instrumento a nivel internacional llega mañana sábado día 10 al Teatro Villamarta. Se trata de Nikolai Demidenko, quien abordará un programa con obras de Schubert, Scriabin y Prokofiev.

La actuación de Demidenko comenzará con el ‘Capricho núm. 6 de las Soirées de Vienne’, una pieza escrita por F. Schubert y F. Liszt. Ambos autores pertenecen al movimiento denominado romanticismo musical.  No obstante, a Schubert también se le considera un continuador de la sonata clásica siguiendo el modelo de Beethoven. Fue un gran compositor de lieder, así como de música para piano, de cámara y orquestal.

De otro lado, Liszt, además de compositor, fue un virtuoso pianista. De hecho, se hizo famoso en toda Europa durante el siglo XIX por su gran habilidad como intérprete. En su faceta de compositor, Liszt contribuyó al desarrollo moderno del arte y ejerció como benefactor de compositores. Entre ellos, Richard Wagner, Hector Berlioz y Alexander Borodin.

La ‘Sonata en La mayor Op. Posth.’ de F. Schubert finalizará la primera parte del concierto de Demidenko. La segunda parte se centra en la música de autores rusos como A. Scriabin y S. Prokofiev.

El ‘Valse Op. 38 de A. Scriabin abrirá esta segunda parte. Seguramente Demidenko figura en la lista de pianistas que más éxito han alcanzado interpretado obras de este autor. Una lista en la que figuran Vladimir Sofronitski y Vladimir Horowitz, por citar algunos.

Scriabin parte de la tradición del romanticismo al piano, teniendo como modelos a Chopin y a Liszt. De Chopin toma el gusto por las sutilezas armónicas, mientras que de Liszt toma el énfasis y la expresión rotunda.

Finalizará el concierto de Nikolai Demidenko en el Teatro Villamarta con la ‘Sonata núm. 8’ de S. Prokofiev, una pieza conocida como ‘sonata de la guerra’ -junto con la núm. 7 y 8-. Y es que, después de haberse esforzado en componer una alegre evocación del nirvana que Stalin quería que todos creyeran haber creado, Prokofiev expresó sus verdaderos sentimientos en estas tres sonatas.

Nikolai Demidenko forma parte de la escuela rusa de piano, siendo uno de sus más brillantes representantes. En 2014 se le concedió el Doctorado Honorario de la Universidad de Surrey en reconocimiento a su contribución a la música.

Ha trabajado con los más destacados directores y orquestas. Sus recitales han podido escucharse en los principales escenarios de Europa, Asia y América. Durante la temporada 2016/17 fue Artista en Residencia con la Orquesta Sinfónica de Queesland, donde interpretó la integral de conciertos de Beethoven. Su amplia discografía abarca casi 40 trabajos en el mercado.