“El mejor regalo de Reyes es que yo me quite la vida”

Estremecedora carta de una niña a su madre antes de suicidarse

Se nos enjuga el rostro se lágrimas al conocer la noticia. Una niña de diez años se ha quitado la vida en el Cosío de Aguascalientes, México. La menor, que murió ahorcada, dejó una carta a su madre: “Sé que los Reyes no existen, pero yo te doy este gran regalo”. Ya de entrada, y con estas pocas frases, todo suena a verdadera tragedia. A dolor del alma. A sentimiento que pesa. A herida que desgarra.

Este caso ha conmocionado al país. La niña dejó una estremecedora carta a su propia madre que, según aseguraba la menor en el escrito, le decía que ojalá nunca hubiera nacido. ¿Cómo pueden ocurrir cosas así? ¿Cómo es posible? La pequeña deja entrever el sentimiento de culpabilidad que carga desde la separación de sus padres y desea la felicidad para su madre. Toda la felicidad habida y por haber.

“Queridos santos reyes, solo quiero pedirles que mi mami sea la mujer más feliz del mundo, después de que yo ya no esté, ya que sólo soy un estorbo y desgracia en su vida desde que nací, pues fui la causa de que mi papá se marchara de la casa”, comienza la carta. Con estas frases que nos envuelven de tristeza.

Y prosigue de este modo: “Quiero que mi mami esté tranquila y no trabaje mucho, el mejor regalo que puedo pedir es su felicidad. Espero algún día te acuerdes de mí y en el cielo por fin me abraces. Creo que el mejor regalo de reyes es que yo me quite la vida. Pues siempre me decías que ojalá nunca hubiera nacido.”

Al final de su escrito, de su testamento emocional, la menor concluye con un mensaje de despedida: “Te quiero mucho mami, sé que los reyes no existen, pero yo te doy este gran regalo”. Las autoridades mexicanas investigan a la madre de la menor tras descubrir que la víctima se ahorcó en su domicilio y dejó la carta, cuyo contenido ha sido publicado por ‘Televisa’, junto a su cuerpo para que su madre pudiera leerla. Terrible. Absolutamente terrible.