Iniciada la prueba que pretende detener el cáncer de colón en Andalucía

La prueba, sencilla, fiable e indolora, consiste en un test de sangre oculta en heces que se realiza en tu propio domicilio 

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Salud, ha iniciado una campaña informativa para animar a la población que tiene entre 50 y 69 años a participar en el programa de cribado de cáncer de colon, que consiste en la realización de un test de sangre oculta en heces.

Se trata de una prueba sencilla, fiable e indolora, que se realiza en el domicilio y se entrega en el centro de salud de referencia para que la muestra obtenida sea analizada. Sólo en el caso de que ésta resulte positiva, es decir que se detecte sangre oculta en heces, y sólo si se estima necesario clínicamente, se completará el estudio con la realización de una colonoscopia.

Para llamar a la participación de la población considerada de riesgo, cada Distrito Sanitario está enviando invitaciones a hombres y mujeres de entre 50 a 69 años de las ocho provincias andaluzas. El objetivo es seguir invitando a esta población diana de modo que se pueda alcanzar al 100% de la misma en el año 2020, siguiendo así las recomendaciones de las sociedades científicas a nivel internacional para los programas de cribado, que deben tener una cadencia bienal.

En las cartas que se remite a la población susceptible de beneficiarse del cribado, se les indica que la participación es voluntaria al tiempo que se les informa del beneficio de una detección precoz de esta enfermedad. En dicho envío se incluye un sobre franqueado para que la persona que desee participar confirme por escrito y lo envíe, tras lo que recibirá en su propio domicilio el kit para realizarse la prueba de sangre oculta en heces.

La muestra obtenida deberá entregarse en el centro de salud, quien lo remitirá a los laboratorios de su hospital de referencia. Los resultados se comunicarán por correo o por teléfono. En caso de ser negativos, se ofrecerá una cita nueva a los dos años. Aquellas personas a las que la prueba les dé un resultado positivo serán citadas en consulta en el centro de salud, donde se les informará de los siguientes pasos del circuito asistencial.

Lo primero que se comunicará a la persona que acude tras un test positivo es que encontrar sangre en heces no quiere decir que la causa sea un cáncer. De hecho, las causas más frecuentes son las hemorroides y los pólipos benignos, por ejemplo; y sólo entre un 4-9% de los pacientes con sangrado presenta cáncer. Si se estima necesario, se indicará una colonoscopia, para la que se ofrecerá una cita.

En función de los hallazgos de la misma, la persona podrá volver al cribado en diez años si éste fuera normal, podrá ser derivada a una consulta de Aparato Digestivo si se encuentra una patología no tumoral y, de ser diagnosticada de cáncer, entrará inmediatamente en el circuito habitual del proceso asistencial de cáncer colorrectal de Andalucía.

La atención al cáncer, una prioridad

La atención al cáncer es una prioridad, como demuestra que el Plan Integral de Oncología se encuentre priorizado y se estén poniendo en marcha medidas tan importantes como la extensión del programa de cribado del cáncer de colon al total de los centros de atención primaria.

El cáncer de colon es uno de los tumores malignos más frecuentes en Europa. Si se considera conjuntamente a hombres y mujeres afectados por esta patología, es el más frecuente. Es un cáncer que se caracteriza por no causar ninguna molestia hasta que se encuentra muy avanzado, por lo que es fundamental hacer un diagnóstico precoz y detectarlo antes de que empiece a dar síntomas, para que su tratamiento sea más fácil y aumenten las posibilidades de curación.

El cribado reduce la mortalidad en un 15-35% de casos, además de permitir tratamientos menos agresivos. Junto al cribado, también hay que tener en cuenta que el 40% de estos tumores, así como de otros, puede evitarse con hábitos saludables.