Tintín cumple 90 años hecho un chaval

El 10 de enero de 1929 el héroe más popular del cómic europeo hacía su aparición en Le Petit Vingtième

Pocos imaginaban aquel 10 de enero de 1929 el nuevo personaje que debutaba en las páginas del suplemento infantil Le Petit Vingtième del diario belga Le Siècle XX llegaría a vender 250 millones de álbumes, sería traducido a 100 lenguas distintas y crearía a su alrededor una bibliografía de 600 volúmenes, además de todo el merchandising y expresiones artísticas de las que ha sido objeto.

Tintín, el joven reportero belga creado por el inmortal Georges Remi, más conocido como Hergé cumple 90 años y sigue teniendo ese aspecto juvenil, tenaz y desenfadado que siempre le ha caracterizado, con su tupé, sus pantalones bombachos y en la inestimable compañía de sus inseparables compañeros de aventuras, su perro Milú, el Capitán Hadock, el despistado Profesor Silvestre Tornasol, los patosos agentes de Policía Hernández y Fernández, la soprano Bianca Castafiore y un larguísimo etcétera de personajes  a los que diversas generaciones de lectores han conocido a través de sus álbumes y también películas, tanto de animación como realistas.

A lo largo de estos 90 años Tintín ha recorrido casi todo el mundo ya sea en coche, barco o avión. Ha desmantelado tramas criminales de todo tipo, ayudado a restablecer democracias en países ficticios, descubierto tesoros, resuelto los más variados e intrincados misterios, ayudado a personas en apuros y hasta se permitió llegar a la luna años antes de que supuestamente lo hicieran los americanos con Neil Armstrong. Y es que el conjunto de las aventuras de Tintín sumen a los lectores en un interesante paseo por los principales acontecimientos del siglo XX.

Con la creación de Tintín, Hergé, un autor cuyo currículo no está exento de polémica, dio a luz a un nuevo movimiento cultural dentro de lo que la historieta se refiere, la denominada ‘Línea Clara’ -Band Dessiné en francés-. Este estilo se caracteriza por la representación limpia y realista de todos los elementos que componen la viñeta, los personajes, los objetos y el paisaje. Tintín y Hergé dieron lugar a la conocida Escuela de Bruselas, la principal y una de las tres corrientes que componen el cómic franco belga, que a su vez es un porcentaje muy alto e importante del comicidades europeo. Tintín, junto a Astérix y Obélix por la Escuela de Pilot, y Spirou por la Escuela de Marcinelle, conforman una suerte de trilogía sagrada de la historieta del viejo continente.

Contrariamente a otros personajes del cómic franco belga, como los anteriormente citados y otros como Lucky Luke, Blake y Mortimer o Lefranc, Tintín cesó su trayectoria tras la muerte de Hergé. ‘Tintín y los Pícaros’ fue el último álbum de Hergé, pues ‘Tintín y el Arte Alfa’ quedó inconcluso y se ha editado de diferentes formas, incluyendo una que terminaría Yves Rodier. El último intento por tratar de insuflar vida al reportero del tupé fue el de Steven Spielberg y Peter Jackson para llevarlo al cine una aventura que también quedó inconclusa y que nada se sabe si tendrá continuidad. Hace un año, tuvo lugar la reedición en color de su primera aventura, ‘Tintín en el País de los Soviets’, la cual aún no ha llegado a España. Actualmente y de la mano de La Caixa, también coincidiendo con los 50 años del aterrizaje de Neil Armstrong en La Luna, el Museo CosmoCaixa de Barcelona ofrece la exposición ‘Tintín y La Luna’.

Sea como sea, Tintín lleva muy bien sus 90 años y sus aventuras siguen ganando seguidores, sobre todo gracias a la labor de difusión y transmisión de aficionados a nivel intergeneracional. De hecho, esto demuestra que no hay edad concreta para leer a Tintín, siempre es un buen momento para iniciarse en el apasionante universo de Hergé y esta efeméride puede ser la excusa perfecta.