El Cádiz se impone 4-1 al Sevilla Atlético

Los de Álvaro Cervera logran su objetivo de alcanzar los 51 puntos

Lo poco apacible de la tarde se sabía que iba a quitar a cadistas de las gradas, pero ni mucho menos quitó el ambiente que hace diferente al Ramón de Carranza. Con un once con novedades, donde volvían Servando, Lucas y Perea, se intentaba poner toda la carne en el asador para que el Sevilla Atlético no hiciera daño conforme al buen juego de las últimas semanas que no habían tenido resultado.

Foto. Cádiz CF

A los pocos segundos de comenzar el duelo el ‘uy’ llegó a la grada con una pérdida de Garrido que acabó con un tiro a bocajarro de Carlos Fernández que repelió Cifuentes y en el rechace un obús de Fede fue mandado a córner por el guardameta. Un doble susto en toda regla del que los amarillos se iban a reponer. En el minuto 10 Perea mandó al larguero una falta frontal, en el rechace un centro de Salvi lo estrelló Servando de cabeza en el palo y a la tercera Álvaro García tiró con todo para poner el 1-0.

El gol soltó del todo al equipo abriendo el tarro de las esencias y comenzando a acumular ocasiones. Tras un tiro cruzado de Salvi que sacó Ondoa al cuarto de hora llegaría el segundo con un gran pase de Jona de volea que Álex, de primeras, aprovechó para ampliar la ventaja a los veinte minutos.

Hasta el descanso pudieron llegar algunos más. Lo mereció a la media hora un pase interior de Álex que Álvaro no logró rematar ante Ondoa, o un pase de Salvi a Jona cuyo remate lo salvó Berrocal en línea de gol. Los visitantes tuvieron la suya con un tiro de Boutobba a la contra pegado al palo.

La reanudación trajo la lluvia y una fase antipática del encuentro donde los amarillos buscaban una contra que cerrara el duelo. El Sevilla Atlético comenzó a estirarse con la entrada de Miguel Martín y Mena, que dieron nuevo aire a las bandas. Un tiro lejano de Bondobba que repelió Cifuentes dio buena cuenta de las intenciones rojiblancas. Pero los minutos avanzaron y tras un centro de Salvi que se paseó, los sevillistas lograron recortar distancias en el minuto 78 con un centro lateral que remató con contundencia Carlos Martínez.

Ese tanto volvió a sacar lo mejor de los locales. Tras un centro de Salvi cabeceado por Jona que despejó Ondoa, llegaría el tercero con un misil cruzado que cerraba el partido. Y en el descuento la guinda con un remate de Moha a centro de Álvaro García, que ponía el 4-1 definitivo.

Se ha resistido pero por fin se han superado los 50 puntos, y ahora sólo toca seguir luchando y no renunciar a soñar.