Corinna confirma que el Rey Juan Carlos la usó como testaferro

Asegura que el Rey tenía cuentas en Suiza a nombre de su primo

No ha sido una serpiente noticiosa de verano. No una descontextualización oportunista. Sino un titular contrastado. ‘El programa del verano’ de Telecinco muestras unas conversaciones de Corinna, la denominada -siempre entre comillas- “amiga entrañable” del rey emérito Juan Carlos I.

Asegura -con rotundidad- que él la usó como testaferro “no porque me quería, sino porque soy residente de Mónaco”. Además, y lo que subraya la gravedad de la confesión, afirma que don Juan Carlos creó cuentas en Suiza a nombre de su primo, Álvaro Orleans de Borbón.

Y es que este miércoles nos levantamos con cuanto pudiera considerarse un bombazo informativo. En la capacidad de asombro no todo está inventado. Se trata de una conversación publicada por ‘El Español’ y ‘OKdiario’ entre Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la amiga especial del rey emérito, con el comisario Villarejo en 2015.

El contenido de la misma es revelador. Todo apunta -blanco y en botella- a que la relación entre Corinna y el rey emérito estaba cargada de intereses -¿de intereses subrepticios?- y que iba mucho más allá de una amistad entrañable. En los audios de esa conversación, que muestra este programa, Corinna admite categóricamente que Juan Carlos I la usó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero.

La cosa no queda ahí. Pues en esa misma conversación, celebrada en Londres hace tres años, Corinna asegura que don Juan Carlos tenía cuentas en Suiza a nombre de su primo. “Han puesto algunas cosas a nombre de su primo, que es Álvaro Orleans de Borbón. Las cuentas del banco en Suiza (…) las han puesto a su nombre”. La opinión popular enseguida se ha hecho lenguas.

La princesa alemana no se ha andado con chiquitas a la hora de indicar que en los oscuros negocios del rey emérito estaba también implicado el abogado Dante Canónica: “Montan una estructura que se llama X. Ponen una propiedad dentro de la estructura. Hacen como un contrato de venta… claro, no pueden decir que el beneficiado es el otro”, le comentaba al excomisario de policía.

Corinna se confiesa a viva voz: “Yo estoy viviendo una pesadilla enorme. Me están poniendo muchísima presión (…) y después dicen: ésta no quiere devolverme las cosas. Pero si lo hago, es blanqueo”. Además añade: “No voy a disfrutar de la propiedad porque es un cadeau empoisonné regalo envenenado”.

Eduardo Inda, director de ‘OkDiario’ ha comentado que se trata de “un auténtico escándalo”. “¿Qué hace el que ha sido jefe del Estado durante 40 años con cuentas en un paraíso fiscal?”, pregunta abiertamente. Corinna no ha aparcado su implicación en el caso Nòos en el que, según ella, se ha visto salpicada por una estrategia de la Casa Real: “Han dicho mejor Iñaki y Corinna que Iñaki y Cristina. Esa era la idea”.