Interceptadas más de cinco toneladas de hachís en el Estrecho de Gibraltar

La actuación se ha dividido en dos operaciones policiales

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han aprehendido cinco toneladas de hachís este fin de semana en aguas del estrecho de Gibraltar en dos operaciones. En ambas operaciones se intentaba introducir con embarcaciones semirrígidas grandes cantidades de hachís en territorio nacional.

En la primera operación, denominada operación “Tormo”, tuvo lugar en la madrugada del pasado viernes en aguas del estrecho de Gibraltar. Agentes de Policía Nacional y funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, detuvieron a cinco personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública e incautados 104 fardos de hachís con un peso aproximado de 3.400 kilos.

Los detenidos eran los tripulantes de una embarcación semirrígida. La operación se inició cuando el dispositivo de control establecido en aguas próximas al Estrecho detectó una embarcación del tipo neumática semirrígida con rumbo a Punta Carnero (Algeciras), cargada con fardos de los habitualmente utilizados en el tráfico ilegal de hachís.

Fue establecido un control en la posible zona de descarga para evitar el alijo y los patrulleros de Vigilancia Aduanera emprendieron la persecución de la nave contrabandista, logrando su abordaje y deteniendo a sus cinco tripulantes. Una vez efectuado un exhaustivo recuento de la mercancía arrojó un saldo de 104 fardos, con un peso de unos 3.440 kilogramos.

La segunda operación tuvo lugar este domingo tras una persecución por los patrulleros de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de otra embarcación semirrígida, que consiguió huir después de arrojar al agua la carga que pretendía introducir en nuestras costas. Fueron recuperados 62 fardos de hachís con un peso de 2.120 kg.

Las actuaciones, la droga, las embarcaciones intervenidas y las personas detenidas han sido puestas a disposición del juzgado de Algeciras en funciones de guardia.

Los agentes de la Policía Nacional y los funcionarios de Vigilancia Aduanera que efectuaron la intervención, continúan con las pesquisas investigadoras, no descartándose que se produzca alguna detención en las próximas horas.