¿Cómo es posible que Jerez aún no tenga su propio Museo del Vino?

Hoy día 11 de noviembre es el Día Europeo del Enoturismo

  • Por Mercedes Orellana

Para Jerez este día es muy importante, ya que la mayor parte del turismo que recibimos viene para visitar nuestras bodegas, nuestras viñas, hacer catas, talleres, y también para disfrutar de la fantástica gastronomía de la que podemos hacer gala en nuestra tierra.

Para el turista que llega a la ciudad, imaginamos que debe ser desconcertante no encontrar un centro divulgativo de la viticultura de nuestra zona, única en el mundo, pues el auténtico sherry sólo puede salir del triángulo mágico de Jerez, Sanlúcar de Barrameda, y Puerto de Santa María.

El sistema de criaderas y solera es autóctono de este área, y aunque otras regiones vinícolas del mundo intenten imitarlo, es imposible que obtengan un producto con la singularidad del nuestro, pues el microclima que existe en cada una de estas tres ciudades, es particular y especial, dotando al vino de unas características organolépticas únicas e irrepetibles.

Por estas razones y porque el vino de Jerez es universal, estando presente en literatura, cine, gastronomía, y en toda nuestra cultura en general, es incomprensible cómo todavía no tenemos un Museo del vino en nuestra ciudad, donde se explique al visitante desde el nacimiento de la uva, hasta que llega a nuestra copa.

Hay que contar su vinificación, su crianza, lo que son las bodegas, y lo que significan para Jerez, pues detrás de una copa de vino, hay mucho tiempo y esfuerzo de muchas personas.

Para la delicada situación financiera actual del Ayuntamiento de Jerez, el tirón del motor de la industria turística es de gran ayuda, y el sector del Enoturismo es especialmente importante. Por ello es necesario y fundamental que el proyecto del Museo del vino se lleve a cabo, dotando por fin a nuestra ciudad de un centro donde se acoja a todo aquel que esté interesado en la cultura del jerez.

Para este día europeo del enoturismo, hay previsto realizar durante varios días diferentes actos y eventos, pero durante el resto del año es también necesario realzar el valor de la cultura enológica en Jerez, y que se ponga de manifiesto la voluntad de recibir y dar servicio de calidad a aquellas personas que tienen verdadero interés en el vino de Jerez.