El Sevilla FC, más cerca de la venta que nunca

Ambiente crispado en una Junta de Accionistas que comenzó a destapar un secreto a voces

El Sevilla FC se va a vender con una probabilidad que se acerca al 100%, de hecho, la empresa (Sevillistas Unidos 2020 SL) que representa el despacho de abogados de Madrid (Uría Menéndez), ya se ha hecho por medio de una docena larga de inversores con un 5.8 % de las acciones del club.

Ese 5.8% del capital social, al menos los tres años próximos, votarán en Juntas a favor de la actual dirigencia, por lo que la gobernabilidad está garantizada mientras se produce o no la cuestión de fondo, la venta.

“El Sevilla será vendido. Pero no está vendido”. Es la frase preferida que se desliza desde las altas instancias del Sevilla. Y es la frase que más se escuchó en los pasillos del hotel sevillano donde se celebró la Junta Anual de Accionistas de la entidad, que presentó unos buenos números en lo económico.

El Sevilla anunció un superávit de cerca de 25 millones de euros del pasado ejercicio, en el que alcanzó los cuartos de final de la Liga de Campeones y fue finalista de la Copa. El conjunto andaluz lleva cinco temporadas con beneficios (100 millones en las tres últimas campañas) y no tiene deuda. Durante estos cinco ejercicios, ha ganado tres torneos de la Liga Europa y ha disputado tres ediciones consecutivas de la Liga de Campeones. En el momento de la celebración de la junta, el conjunto andaluz es el segundo clasificado de La Liga, está clasificado para los octavos de la Copa y debe ganar el jueves al Krasnodar en su estadio para alcanzar la fase de eliminatorias de la Liga Europa.

Con un modelo de gestión basado esencialmente en la obtención de plusvalías comprando jugadores a buen precio y vendiéndolos a mayor cantidad, el Sevilla se ha instalado en las alturas del fútbol europeo. Algo que queda constatado analizando el ránking de equipos elaborado por la UEFA, en el que el Sevilla es el sexto equipo de Europa, por delante de gigantes como el PSG, Manchester City, Oporto y Arsenal.

El Sevilla constituye en parte una anomalía en la élite del fútbol europeo. No hay ningún gigantesco poder económico o político como dueño de su accionariado. La entidad pertenece, básicamente, a empresarios sevillanos que están siendo tentados para vender el club a una gran corporación por un montante que puede estar entre los 250 y los 300 millones de euros. En este contexto, la entidad andaluza, con 60 millones en la caja, con un estadio en el centro de la capital andaluza, una enorme ciudad deportiva de su propiedad, y buena salud futbolística, aparece como un escenario ideal para invertir.