Ganemos apuesta por un turismo sostenible y un trabajo digno para mejorar los servicios

La agrupación afea la propuesta del presidente del Consejo de Turismo de bajar los sueldos dependiendo de la temporada

Es obvio que Miguel Sánchez, el presidente del Consejo de Turismo de la CEA, vive tremendamente alejado de la realidad laboral y familiar que hay en la provincia cuando propone que los sueldos de los trabajadores de los hoteles de costa que se decidan a abrir en temporada baja fluctúen dependiendo de la temporada. Es obvio que desconoce los niveles de precariedad de la provincia y la situación límite a la que se ha llegado.

Lo de “fluctuar los sueldos” es un eufemismo, ya sabemos lo que realmente propone el señor Sánchez: bajar los sueldos en temporada baja. Nada comenta, obviamente, de subirlos en temporada alta. No lo hace porque sabe perfectamente que quienes sacan adelante el turismo en Cádiz son los miles de empleados y empleadas que con su trabajo diario acometen duras jornadas con profesionalidad y esfuerzo. A estas personas debe la patronal su existencia y que el pasado año 2.574.822 viajeros se alojaran en establecimientos hoteleros gaditanos, lo que supuso un aumento del 4,5% respecto al año anterior.

“Es inadmisible que salga un alto cargo de la Confederación de Empresarios con una idea irresponsable que aviva y promueve la precariedad como solución a su balance de cuentas, cuando todos los organismos públicos estamos remando en la dirección opuesta; la de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras para que el servicio tenga más calidad y todas salgamos ganando”, apunta Kika González desde Ganemos Jerez, y añade: “¿Por qué no se propone el presidente del Consejo de Turismo el camino inverso, el de mejorar los contratos? También, puestos a soltar la primera idea que se nos pasa por la cabeza, podría hacer algo más lógico, bajar los sueldos de los altos cargos, que son los que más tienen, y equilibrarlos con los del resto de la plantilla”.

Ganemos Jerez pide una rectificación pública al Consejo de Turismo de la CEA y recrimina a la patronal su absoluta desconexión del mundo real cuando tratan a las personas como simples cifras para cuadrar su margen de beneficios. El turismo será digno y sostenible o no será.