La amenaza del mosquito tigre continúa en España

ANECPLA insta a mantener la precaución, ya que las elevadas temperaturas aún no han empezado a descender

ecie invasora que viene haciendo gala con todos los méritos a su denominación. Y es que, tras afianzar su presencia en Andalucía, Aragón, Baleares, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia y el País Vasco, la pasada semana sumó varios nuevos puntos de Madrid y Extremadura a su lista de zonas conquistadas.

Así lo han confirmado fuentes del propio Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, desde donde ya se ha comenzado a trabajar en las labores de fumigación y erradicación tanto de ejemplares de esta especie como de sus huevos.

Al mismo tiempo que continúa expandiéndose por el territorio nacional, el Aedes albopictus
ha afianzado con decisión este verano su presencia en otras zonas como las Islas Baleares, donde se ha convertido en una pesadilla para muchos de sus habitantes y visitantes estacionales. Y lo sigue siendo, ya que las elevadas temperaturas propias de la época estival aún no han empezado a descender.

Igualmente sucede en Madrid, donde el pasado 21 de septiembre fue detectada la presencia de mosquito tigre en una urbanización de Velilla de San Antonio. Este es ya el segundo año consecutivo en el que se tiene constancia de la presencia de este tipo de mosquito en la comunidad.

El mosquito tigre es uno de los principales vectores transmisores de enfermedades como el
Dengue, el Chikungunya y el Zika, el virus que aterrorizó a América Latina el pasado año 2016, tras acabar con la vida de miles de personas y provocar cientos de casos de microcefalia en recién nacidos de este tipo de enfermedades en España, desde ANECPLA se insta a no bajar la guardia en ningún momento y seguir actuando de forma preventiva como se ha hecho hasta el momento.

La Directora General de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta, considera que “esta nueva localización del mosquito tigre en nuestro país exige el refuerzo de las medidas de control a fin de reducir al máximo la presencia de esta especie y frenar su propagación”. Esta reducción y control del mosquito tigre incluiría “alertas, coordinación entre los distintos agentes implicados y los tratamientos necesarios para una buena gestión medioambiental que evite su presencia y disminuya su población en humedales y otros hábitats”.

Asimismo, la Directora General de ANECPLA, advierte de que “es de la máxima importancia mantener una alerta constante ante una posible incursión de otra especie de mosquito, también transmisor del Zika, como es el Aedes aegypti”.

Recomendaciones de ANECPLA para evitar la propagación del mosquito tigre

Las recomendaciones de ANECPLA, en línea con las de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyen el control profesional de estos mosquitos unido a otras medidas cotidianas llevadas a cabo por parte de la población para evitar que el mosquito deposite sus huevos:

  • Evitar las acumulaciones de agua en el exterior de las viviendas por pequeñas que éstas sean (incluso en macetas, botellas, etc.).
  • Mantener cubiertos herméticamente los depósitos de agua que sean para uso doméstico.
  • Destapar aquellos desagües que tengan riesgo de mantener agua estancada.
  • Evitar tener en el exterior de las viviendas cualquier tipo de envase susceptible de llenarse de agua en caso de lluvia.
  • Eliminar cualquier tipo de recipiente que no sea de uso habitual y que acumule agua para evitar riesgos innecesarios (platos de macetas, etc.).
  • Cambiar con frecuencia el agua de los bebederos de los animales.
  • Mantener limpias las rejillas y canaletas y evitar que acumulen agua.