Visita oficial al tallista isleño Manuel Oliva en su taller de Chiclana

Román destaca el trabajo de Oliva desde su perspectiva artesanal y de la creación de su empresa

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha visitado el taller del tallista Manuel Oliva, situado en la avenida del Mueble, un acto en el que también ha estado presente el delegado municipal de Fomento, Adrián Sánchez. Durante la visita, el alcalde ha explicado la importancia de ésta por la cercanía de la Semana Santa, reseñando también la importancia de la creación de una nueva empresa “en la que se realiza un trabajo muy singular y especial, como es la creación de un nuevo paso, con una labor cien por cien artesanal, de una persona que persigue sus sueños”. Además, ha incidido en el buen hacer de sus obras, puesto que ha sido invitado a presentar sus trabajos en otros países.

“El objetivo de la visita no es otro que reconocer el trabajo que realiza este joven tallista y dar a conocer al resto de la ciudadanía la labor que se realiza entorno a la Semana Santa, ya que detrás de cada Semana Santa existe un grupo de artesanos que desempeñan una labor, que permite que se luzcan los pasos que luego vemos en la calle”, ha destacado el alcalde, que también ha incidido en el mérito de contar ya con un espacio propio pese a la juventud que lo caracteriza.

Por su parte, Manuel Oliva ha explicado que su trabajo es “de echarle horas, paciencia e ilusión, porque sin ilusión esas horas se harían interminables”. “Además, esa ilusión es la que se refleja en el trabajo y es algo que aprecia la gente”, ha señalado, asegurando que es algo que se nota en la cantidad de trabajo que tiene desde que abrió su taller. El tallista chiclanero ha afirmado sentirse orgullo con el trabajo que desempeña a lo largo de todo el año.

También ha explicado que las tallas las realiza en madera de cedro, usando el pino para la estructura de los pasos. Además, ha especificado que entre sus trabajo más recientes destacan un paso del que se hace entrega hoy mismo para la Virgen de los Dolores de El Puerto de Santa María, mientras que en junio realizará otra entrega para el Sagrado Corazón también de El Puerto. Otros de sus trabajos son la trasera de El Despojado, de Cádiz; unos candelabros para la Hermandad de Servita, de San Fernando; el frente del canasto de Afligidos, de Chiclana, así como retablos o diversos juegos de candelabros.

Manuel Oliva

Manuel Oliva León nació en 1987 en San Fernando en el seno de una familia trabajadora, pero sin ninguna vocación artística. La única vinculación con la madera llega de su abuelo por parte de madre. Desde muy pequeño empieza a destacar tanto en el dibujo, manualidades o trabajos en maderas en el colegio, entre otros campos. Su pasión por la Semana Santa le lleva a darse cuenta de que su sueño iba a ser el de aprender el oficio de la talla en madera. De ahí que su gran obsesión empezara a ser la de querer realizar pasos-tronos, enseres y, en definitiva, todo lo que conlleva trabajos de talla hacia las Hermandades y Cofradías.

A los 16 años ingresa en la Escuela de Artes y Oficios de Jerez de la Frontera para estudiar el Bachiller de Artes Aplicadas. Termina estos estudios y se traslada a Sevilla, con 18 años, para ingresar en la Facultad de Historia del Arte y comenzar la licenciatura.

A partir de ahí y dado su entusiasmo por conseguir su gran sueño y no solo estudiar la carrera, en cuanto está instalado en la capital hispalense, se propone entrar de aprendiz en algún taller de talla. A las pocas semanas de comenzar el curso lo consigue. En ese corralón de Francisco Verdugo se nutriría de arte durante unos años hasta que en 2009 decide independizarse y empezar una nueva etapa en su vida profesional, trasladándose a Chiclana donde monta su taller.

Trabajos de pasos de carpintería, de fase talla, candelabros, cruces de guía, peanas entre otros, hacen que el pasado año fuera invitado para participar en el World Wood Day 2017, en Long Beach (California), por las fundaciones organizadoras, la International Wood Culture Society (IWCS) y la Fundación Mundial del Día de la Madera (WWDF), siendo el único artista español que estuvo presente. En ella se realizaron trabajos colectivos y exhibiciones en directo enfocadas a los oficios de tornero y tallista.

Son muchas las Hermandades y Cofradías andaluzas que depositan su confianza en recibir las obras de arte que este artista realiza en su taller de Chiclana.