Asesta 185 puñaladas a su marido al pillarlo abusando de su hija

La policía también ha detenido a la joven al encontrarse dos cuchillos ensangrentados

Un hecho doloroso. Una mujer en Buenos Aires, Argentina, ha asesinado a su marido asestándole 185 puñaladas, después de, supuestamente, encontrarle intentando abusar de su propia hija, una joven de 18 años. La escena se revistió de un dramatismo extremo. Y de una incontenible violencia. Y al mismo tiempo de una profunda tristeza. Es noticia que evidencia la espiral de sinrazón que a veces gravita sobre nuestra realidad cotidiana.

Fuentes de la policía bonaerense han detallado que el fallecido, de 46 años, presentaba numerosas heridas de arma blanca por todo su pecho y su abdomen. Muchísimas heridas. Tras el recuento de los forenses, ha trascendido que el número total de puñaladas era 185. Un número que estremece. La mujer de nombre Paola Córdoba y de 38 años de edad, confesó el crimen de manera espontánea y desde el primer momento. No lo dudó un segundo. Tampoco era necesario negarlo. Se confesó voluntariamente.

Con detalle ha explicado que, al entrar en su domicilio, vio a su marido forcejeando con su hija, de la que supuestamente pretendía abusar sexualmente. Ante esta situación corrió a la cocina y cogió un cuchillo y no dudó en apuñalar al hombre. La policía argentina no ha descartado tampoco la participación de la joven de 18 años, por lo que ha sido detenida. Y es que la policía se incautó además de dos cuchillos ensangrentados. El asesinado contaba con varios antecedentes penales, especialmente denuncias en la Comisaría de la Mujer y Familia por “violencia familiar”.