“Limitar la gerencia de la Fundación a la condición de mujer es limitar la igualdad”

Entrevista a José Carlos Vera Jiménez, gerente de la Fundación Municipal de la Mujer de Cádiz

José Carlos Vera, criminólogo, director de la Escuela para la Prevención de la Violencia,  doctorando universitario en Ingeniería Biomédica y Telemedicina, y funcionario de Policía, ha tomado hace relativamente poco posesión como nuevo gerente de la Fundación Municipal de la Mujer del Ayuntamiento de Cádiz en un nombramiento un tanto atípico, pues no contó con los votos a favor del equipo de Gobierno actual, pero sí con los de la oposición. Con una dilatada trayectoria en la lucha contra la violencia de género, Vera asume con mucha ilusión este nuevo reto que se le plantea y una vez asentado en su nuevo cargo y trabajando, repasa con MIRA CÁDIZ las que serán las líneas maestras de su trabajo al frente de la Fundación de la Mujer de Cádiz.

Su nombramiento como gerente de la Fundación de la Mujer de Cádiz no ha estado exento de polémica, ¿Cómo se ha producido?

Ha sido un poco convulso y desde el primer momento hubo una oposición frontal del equipo de Gobierno contra mi plaza. Se resolvió el último recurso presentado tanto por el equipo de Gobierno como por uno de los opositores en el último Pleno, quedando todo desestimado y yo continúo en mi plaza.

¿Cómo accedió a este puesto?

Hubo una convocatoria interna del Ayuntamiento de Cádiz ofertándose la plaza con una serie de requisitos: grado o licenciatura en ciencias jurídicas o sociales y requisitos  baremables. Como criminólogo el primer requisito lo tenía, por otro lado en cuanto a los requisitos baremables este grado te ofrece todas las competencias necesarias para dirigir este puesto: igualdad, integración social, psicología, derecho y otras muchas funciones en las que superamos a personas que ostentan puestos de estas características. El criminólogo es una nueva figura que se instaura en la sociedad a través de una carrera universitaria y son muchos los profesionales que están saliendo a la calle en esta especialidad. Aún no está muy determinado a qué puestos podemos acceder pero creo que el que yo ostento es un puesto muy importante para un criminólogo. Aparte, tengo el Premio Nacional de Innovación con aplicaciones móviles sobre violencia de género; el premio Atrebte sobre Creación de Empresas de la UCA o haber desarrollado proyectos internacionales y conferencias en materia de igualdad. Creo que a través de todo el trabajo que he ido realizando he logrado un currículum multidisciplinar y creo que acceder a este puesto ha sido una recompensa.

 Una vez aterrizado, ¿cómo lo he encontrado todo?

Lo primero, a un equipo de profesionales muy competente y con muchas ganas de trabajar, pero estaban muy preocupados por la situación en la que han estado dos años y medio. Todo muy confuso y sin ninguna dirección técnica. Todos los proyectos y acciones que se han ido realizando han sido de forma desordenada y sin dirección. Eso generó mucha preocupación en el personal pues no tenían a dónde dirigirse. En definitiva, un personal muy competente pero en un entorno muy desestructurado.

¿Cuál es la labor del gerente de la Fundación de la Mujer?

Viene reflejado en los estatutos y está totalmente regulado. El consejo rector nombra al gerente. Realiza estudios, informes y asesoramiento en las actividades que se le encomiendan desde el Consejo Rector. En este caso, puedo decir que el equipo de Gobierno no se ha encontrado ningún problema, pues que se tenga en cuenta que soy funcionario público y estoy al servicio de la ciudadanía. Si desde el Gobierno se me marca una pauta o directriz sobre una política concreta, yo la llevo a cabo con mi equipo técnico y no entramos a valorar cuestiones políticas. También tengo que presentar todos los proyectos y actividades de los distintos departamentos de la Fundación; tengo responsabilidad de decisión, ejecución, coordinación y control de todo el trabajo realizado en la Fundación; control del personal; coordinación entre las actividades; proponer al consejo rector las partidas presupuestarias. En este sentido me gustaría destacar que en el presupuesto de la Fundación hemos previsto una equiparación salarial que se estaba reclamando desde hace años y se ha equiparado el salario del personal de la Fundación con el adscrito al Ayuntamiento. Ya sólo falta que el Pleno lo ratifique dentro del Presupuesto general del Ayuntamiento. Otras competencias que tengo son la preparación de planes y programas, concretamente estamos con el Plan contra la Violencia de Género y el Plan LGTBi.

¿Cuáles son los proyectos que quiere poner en marcha?

Teníamos un conflicto sobre la mesa relativo al programa de actividades de la Fundación. Cuando llegué, unas actividades se estaban realizando y otras no. Hemos dirimido el conflicto creando una comisión, compuesta por miembros del consejo rector y este gerente, para desarrollar las actividades en conjunto. Me puse a trabajar con el equipo técnico y hemos incrementado y dado forma a todas esas líneas de proyectos que había hasta junio. En junio nos sentaremos de nuevo para planificar hasta diciembre.

El Plan contra la Violencia de Género lleva aparejado unas actividades que ya hay algunas en desarrollo. Hemos introducido nuevas mejoras, como un convenio con Onda Cádiz para que la Fundación tenga un tiempo de visualizado público. Dispondremos de nuestro espacio en radio y TV para que todos las  gaditanas/os  conozcan el trabajo que hacemos; una plataforma de formación virtual de transversalidad que ofreceremos a los centros escolares de Cádiz y que proporcionará formación en igualdad y en violencia de género; Una aplicación móvil. Y en este sentido recuerdo la aplicación que puse en marcha junto a la Diputación y que fue premio nacional de innovación social, y que paradójicamente su puesta a disposición está paralizada a dia de hoy. Esa aplicación llevaba dos años intensos de duro trabajo y me gustaría que pudiese implantarse aquí en la Fundación de la Mujer. Da hasta la posibilidad de geolocalizar a la víctima, grabar lo que está sucediendo y todo tipo de información y ayuda para una persona que sufre maltrato. No entiendo cómo la Diputación no la ha lanzado aún. Puesto que es un proyecto de mi propiedad, estoy trabajando para lanzarla desde aquí. La Diputación tiene una cesión, pero la propiedad es mía y estoy dispuesto a ofrecerla desde aquí.

Otra línea de trabajo que he introducido es un grupo de investigación. Yo provengo del mundo universitario, he estado en proyectos de investigación y estoy finalizando mi tesis doctoral. Creo firmemente que la ciencia debe ser aplicada más firmemente al ámbito de la violencia de género y de forma profesional. Creo que lo puedo conseguir. Estoy trayendo a la Fundación alumnos en prácticas de criminología y de psicología que han conformado un motor de estudio para delimitar la situación de la violencia de género en la ciudad de Cádiz. Ello unido al fantástico equipo profesional que tenemos en la Fundación genera un perfil perfecto para trabajar todos en conjunto en la investigación. Esta investigación nos va a dar un punto de partida para desarrollar políticas y programas. El equipo de investigación me ha permitido desatascar el magnífico trabajo de los profesionales de la Fundación, como es el Plan contra la Violencia de Género, que ya estaba muy avanzado y le faltaban matices, como desarrollar todas las actividades que se van a desarrollar bajo su paraguas o cuantificar el personal necesario y el dinero para llevarlo a cabo. Todo ello lo hemos logrado con el trabajo del grupo de investigación, el empuje del trabajo del personal y mi dirección. En breve podremos presentarlo al consejo rector. Organización, ideas  claras y todo muy sistematizado son sus señas de identidad.

 Como agente de la Policía Local de Cádiz es usted también un pionero en la lucha contra la Violencia de Género, ¿ese trabajo cuenta también para el papel que hoy día desempeña?

Claro que sí, pues yo estuve 10 años adscrito a la Fundación. Yo desarrollaba un programa de autoprotección contra la violencia de género y lo quiero volver a retomar. Ese trabajo de atender como Policía a las víctimas me ha dado una visión y una capacidad para ampliar mis líneas. Yo conozco el procedimiento que hay que seguir para detener a un maltratador, para atender a la víctima. Y encima lo he ampliado con mi formación en Criminología y he dado conferencias sobre violencia de género a nivel internacional. En una conferencia que impartí en la Universidad Católica de la República Dominicana dejé claro que la violencia de género no se puede erradicar con más regulación.

Dicho todo esto, tengo que decir que me molesta mucho que se me insulte y se me menosprecie para este puesto por el mero hecho de ser un hombre, cuando esas personas no se han molestado en leer mi memoria y mi currículum donde se refleja toda mi formación y capacitación. Y es que la realidad es que me he dedicado en cuerpo y alma a la lucha contra la violencia de género desde diferentes perspectivas y estoy más que capacitado para desempeñar la función para la que he sido designado.

Entonces, ¿es necesario ser mujer para ser gerente de la Fundación de la Mujer?

Limitar el cargo de responsable de la Fundación a la condición de mujer es limitar la igualdad. Hay que pensar en personas y no en sexos. Y luego cualidades. Si en el proceso selectivo al que concurrí una mujer hubiera tenido mejores cualidades que yo, chapeau, no hubiera recurrido nada.

¿Cómo va a ser el Plan para la Violencia de Género? ¿Cómo es la situación de la violencia de género en la ciudad de Cádiz?

Lo primero, queremos que todo el mundo tenga claro que ante un caso de este tipo, todos debemos conocer y tener en mente el Teléfono 900 21 21 30. Su finalidad es disminuir el tiempo de respuesta de la Policía ante un caso de violencia de género. Tiene prioridad de entrada en la central de Policía y en seguida se deriva con prioridad absoluta a la unidad de agentes más cercana y atenderán a la víctima. Una vez localizada a la víctima y atendida hay unos protocolos de actuación de la Policía, primero hacia la víctima y luego con la Fundación de la Mujer. Una criminóloga se desplaza al lugar y le ofrece el primer asesoramiento. Luego la víctima pasa al equipo técnico de la Fundación. Este servicio hay que visualizarlo más. El Plan tiene previsto hacer un estudio de la situación que tenemos en Cádiz, porque tiene que estar personalizado al lugar donde va destinado. Estamos analizando toda la atención que tenemos aquí, la posible cifra negra de la ciudad –dato que es muy difícil de conocer, pues hay mujeres que no denuncian-.

En definitiva, vamos a trabajar con el Plan, el cual se estructura  en tres áreas de intervención:

I.- Prevención, Sensibilización y Formación.

II.- Atención Integral

III.- Colaboración Interinstitucional

 Queremos obtener objetivos a largo plazo, con el trabajo de educación en los institutos y colegios con los jóvenes. Y a corto plazo, proporcionar a las mujeres capacidad de respuesta ante la amenaza. Por otro lado vamos a reforzar los equipos de trabajo con más personal. Y vamos a insistir en la sensibilización. El Plan contra la Violencia de Género es un programa de trabajo a cuatro años: Primero atenderemos las necesidades que tiene la ciudad en la materia. Al segundo año comprobaremos si vamos en el camino correcto.

Se habla mucho de desigualdad entre hombres y mujeres en España en muchos ámbitos, ¿usted lo cree así?

Hay una reivindicación muy importante y desde la Fundación la estamos apoyando. Tenemos que lograr una igualdad real en todos los ámbitos de relación entre hombre y mujer. Mi caso personal en la Fundación debería verse como un ejemplo de que las cosas se pueden hacer de otra manera y como ejemplo de trabajo por la igualdad.

Aprovecho igualmente para decir que la administración pública está todavía muy anclada en el siglo XX en su modo de trabajo y eso hay que cambiarlo, yo ya he planificado un cambio muy importante en la Fundación y tenemos que implantar mucho más la tecnología.

¿Es cierto que hay muchas denuncias falsas en casos de maltrato?

Es un tema que en la Fundación no lo trabajamos porque no es nuestra competencia, pero sí es cierto que debe trabajarse y controlarse desde la investigación. Hay una realidad: hay muchas víctimas de violencia de género. Pero sí es cierto que en el asunto de las denuncias falsas tanto la Policía como la Justicia deben indagar y aclarar, pues eso tampoco ayuda a las mujeres que sí padecen violencia y maltrato.

¿Qué visión profesional tiene sobre ese caso tan mediático de la violación en los Sanfermines, popularmente denominado ‘La Manada’?

Como criminólogo tengo una visión y opinión al respecto. Como gerente de la Fundación de la Mujer vamos a tener unas jornadas dedicadas a ello y tomarán parte la Dra. María Acale, catedrática de Derecho Penal; la doctora y psiquiatra forense Julia Cano Valero; y la fiscal de Violencia en la Provincia. Todas aportarán interesantes puntos de vista sobre este tema que tanta opinión e impacto está generando. Y me remito a lo dicho antes: la investigación es la que debe poner las bases para delimitar en las políticas públicas los tipos de condena. Los golpes de telediario suelen tener un efecto contrario al que nos esperamos.

¿Qué opina de la ideología de género?

En el siglo XXI las mentalidades deben estar a la altura y adaptarse a los nuevos tiempos. Los problemas entre hombres y mujeres deben solucionarse entre hombres y mujeres. Poniéndonos de acuerdo, llegando a conclusiones claras y reconociendo humildemente donde se falla. La igualdad debe llegar de la mano de ambas partes. Con educación, sensibilización y empatía en todos los aspectos.

¿Es cierto que estamos teniendo un retroceso en materia de igualdad desde las nuevas generaciones?

Sí, estamos teniendo problemas de retroceso y a lo que hablan los medios me remito. Uno de los proyectos que vamos a poner en marcha está dirigido a los más jóvenes. Vamos a crear un espacio donde los centros escolares nos podrán derivar a potenciales víctimas de violencia de género para impartirles coeducación preventiva. Hay que trabajar con los niños a largo plazo para quitarles los estereotipos. No podemos tolerar que niños vean con normalidad que una mujer sea menoscabaca, despreciada, violada… No lo podemos consentir.

Otro proyecto que estamos ya terminando es el Plan LGTBi. Me llama la atención lo poco que hay hecho en materia de sensibilización en comparación al trabajo realizado sobre Violencia de Género. Homofobia, transfobia, diversidad afectivo sexual, son temas que vamos a trabajar muy profundamente.

Para terminar, es pionero en la canalización de los problemas derivados de la violencia de género a través del deporte, ¿Lo va a incluir también en la Fundación?

Sí, porque me ha dado muy buenos frutos. Vamos a suscribir acuerdos con el Instituto Municipal del Deporte y contamos con instalaciones. Vamos a trabajar en fusionar el deporte con la atención, el empoderamiento y la capacidad de defenderse de las víctimas. También lo abordaremos.