El portuense Alejandro Rivas, campeón nacional de kick boxing

De 17 años, ha hecho historia al vencer en un combate a tres asaltos al luchador japonés,Yuta Murakoshi

 La teniente de alcalde de Deportes, Ana María Arias, ha recibido en alcaldía al campeón nacional de kick boxing, el portuense Alejandro Rivas, quien se ha convertido en uno de los luchadores más importantes de la historia del deporte de contacto español.

Junto a su compañero Jorge Varela y otro exluchador, han sido los únicos en conseguir una victoria en el torneo más importante reconocido, el k1 World Grand Prix (k1-MAX). Solo 5 españoles lucharon en esta compañía a lo largo de sus más de 40 años de historia.

Alejandro Rivas de Concepción, de 17 años, es natural de El Puerto de Santa María, y ha conseguido este hito histórico para el kick boxing nacional venciendo en un combate a tres asaltos al luchador japonés Yuta Murakoshi. Yuta, de 23 años, es el actual campeón del torneo antes mencionado, además de ser el actual campeón es también número 1 en el ranking mundial de luchadores menos de 57 kilos.

Lo que añade valor a la proeza de Alejandro además de su victoria ante el número 1, es su corta edad. Pues como ha señalado Ana María Arias “a sus 17 años bate todos los récords del torneo, contado ya con miles de fans japoneses, donde el kick boxing es uno de los deportes más importantes del país”.

De hecho, como anuncia Arias, “si todo marcha bien, volverá a Japón el próximo año, en el mes de marzo; llevando a la ciudad de El Puerto a lo más alto en esta disciplina deportiva. Por lo que le he trasladado nuestra más sincera enhorabuena, en mi nombre y en el del alcalde David de la Encina y del resto del equipo de gobierno”.

Actualmente Alejandro se encuentra en Sevilla, junto a su entrenador Jesús Cabello. Durante la recepción ambos quisieron agradecer a la concejala el importante apoyo que recibe en su ciudad natal, además de poner en valor la apuesta del actual gobierno por otros deportes que no son tan mediáticos, como es el caso del kick boxing.