Victoria, liderato y a dieciseisavos

No hubo sorpresa y el Sevilla vence por 3-0 al FC Krasnodar y continuará en la próxima ronda de su competición fetiche

Era una final y se resolvió con la intensidad necesaria, pero no con las apreturas que muchos pudieran prever. El Sevilla FC accede a los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League tras una contundente victoria ante un Krasnodar que tendrá que conformarse con la segunda plaza y que al final podría haber corrido peligro con algún gol más en Nervión y sobre todo uno, que no llegó, en Turquía. Ben Yedder lo dejó todo encarrilado en los diez primeros minutos y un penalti de Banega sentenció nada más reanudarse el choque en la segunda parte. Cierre perfecto a la competición europea hasta febrero, a la espera de que el próximo lunes se conozca el rival de la primera eliminatoria.

Era fundamental salir con todo para evitar cualquier complicación y no sólo se vio la intención del equipo, sino que apareció el acierto para encarrilar las cosas muy pronto. Tras unos primeros instantes de juego en campo rival, a los cinco minutos de partido llegó el primero en una acción de presión sevillista. Un despeje en corto del guardamete obligó a Kaboré a enviar hacia atrás, pero ahí estaba Ben Yedder -habilitado al recibir de un contrario- para controlar y cambiársela de palo a Kritsyuk, que no tuvo absolutamente nada que hacer. El primer paso estaba dado, pero el empuje de los de Machín dejaba claro que aún se quería más.

Y aunque Ignatyev tuvo el empate tras un recorte en el área y un disparo que se abrió demasiado, el segundo zarpazo también iba a ser blanquirrojo. Despeje orientado de Sergi Gómez desde muy lejos y pelea de Ben Yedder con su par, que tras deshacerse de la marca encaró a Kritsyuk y anotar el 2-0. Habían pasado apenas nueve minutos y la situación estaba muy de cara. De hecho a partir de ahí se vio un partido bastante menos vistoso en las áreas, aunque el Sevilla seguía manejando sin prisas pero con inteligencia. De hecho el Krasnodar sabía que si la situación seguía empeorando, incluso la virtual clasificación podría correr peligro.

La intensidad iba decayendo hasta que el Krasnodar apretó las tuercas al borde del descanso buscando un gol que le metiese en el partido, pues no hay que olvidar que la igualada le bastaba a los rusos para amarrar la primera plaza del grupo. La más clara la tuvo Wanderson con una rápida entrada por la izquierda, pero Vaclík apareció abajo para despejar. Para mayor tranquilidad, nada más comenzar la segunda parte iba a llegar el tercero. Contra conducida por Vázquez, dejada para Ben Yedder y parada de Kritsyuk, que la deja muerta para el cabeceo de André Silva. Ramírez, que ya tenía una amarilla, no tiene más remedio que pararla con la mano bajo los palos y ve la roja directa. En el penalti, Banega no desaprovecha para el 3-0.

Con un jugador menos y el partido perdido, el Krasnodar pretendía que la cosa terminase ahí para evitar males mayores, aunque el Standard no era capaz de marcar en Turquía el gol que le permitiera aspirar a la clasificación. Por ello Musayev movió el banquillo para fortalecer a su equipo mientras que Machín hizo lo propio, pero con una clara vocación de refrescar piernas.

Así, entraron Amadou y Jesús Navas, dejándoles su sitio Banega y un Ben Yedder que levantó la grada después de una tarde de plena efectividad. Con los deberes totalmente hechos y el Krasnodar mirando de reojo a Turquía, el partido pareció perder definitivamente el auge inicial. El técnico sevillista agotó los cambios con la entrada de Muriel por André Silva y Roque Mesa tuvo el cuarto desde fuera del área, pero el balón salió muy cerca del poste.

Se fue consumiendo el partido hasta un final feliz para todos, pues ni la desventaja del Krasnodar fue lo suficientemente grande ni tan siquiera el Standard fue capaz de ganar a un Akhisar que en su despedida logró estrenar el casillero de puntos. Fin a una fase de grupos con 12 puntos de 18 posibles, una envidiable diferencia de goles y una resolución que se dilató en demasía, por mucho que la última cita fue mucho menos comprometida de lo esperado. Carpetazo a la competición europea hasta febrero, cuando tocará regresar con unos dieciseisavos que se iniciarán a domicilio, privilegio que da volver a ser primeros de grupo.

3. SEVILLA FC:: Vaclík, Mercado, Carriço, Sergi Gómez, Promes, Roque Mesa, Banega (Amadou, minuto 69), Franco Vázquez, Escudero, Ben Yedder (Jesús Navas, minuto 72) y André Silva (Muriel, minuto 77).

0. FC KRASNODAR: Kritsyuk, Petrov, Martynovich, Fjoluson, Ramírez, Gazinskiy, Kaboré, Pereira (Stotskiy, minuto 51), Wanderson ( Shishkin, minuto 77), Ignatyev y Claesson (Cueva, minuto 61).

GOLES: 1-0, minuto 5: Ben Yedder; 2-0, minuto 10: Ben Yedder; 3-0, minuto 49: Banega pen.

ARBITRAJE: Daniel Stefanski, federación polaca. Amarillas para Promes, Banega, Gazinskiy y Ramírez. Roja directa para Gazinskiy en el minuto 48.