La pena de multa en el Derecho Penal Español

Hablamos de una de las sanciones más impuestas del derecho penal español

El Código Penal establece en algunos delitos como pena, es decir, como consecuencia en el orden penal, la multa. No es lo mismo que te pongan una multa por saltarte un stop, en cuyo caso hablaríamos de una sanción administrativa, a que te impongan una pena de multa por ir a 250 kmh.

La pena de multa se regula en los artículos 50 y ss. del Código Penal, e impone una sanción en dinero al condenado, que se establece por el sistema de días-multa: imaginemos el caso de una pena de multa de 3 meses a cuota diaria de 2 euros, hablaríamos de una pena de 180€.

La extensión, es decir, el tiempo, va desde diez días a dos años, o hasta cinco si el condenado es una persona jurídica (ya hablamos de ello en otro post). La cuota irá desde 2 a 400€, o de 30 a 5.000€ en caso de persona jurídica. Los jueces motivarán la extensión de la pena, y fijarán en sentencia la cuantía según la situación económica del condenado (teniendo en cuenta ingresos, obligaciones, etcétera).

El pago a su vez podrá ser a plazos durante un período máximo de 2 años, para aquellos casos en los que exista causa que lo justifique.

 El aspecto más importante de la pena de multa es la RPSIM, la responsabilidad penal subsidiaria por impago de multa: siguiendo el 53 CP, en caso de que no abones una pena de multa de 3 meses (90 cuotas), se te impondrá una pena de prisión de 45 días: a razón de 2 cuotas diarias no satisfechas. No se impondrá si existe una condena de prisión superior a 5 años. En caso de delitos leves, será localización permanente.