Los trabajadores de Delphi vuelven a la carga

Acudirán a la Justicia para defender sus cotizaciones a la Seguridad Social

Nuevo procedimiento judicial para el colectivo Delphi, tras la última notificación recibida por los ex trabajadores a lo largo del presente verano. La Seguridad Social ha rechazado el recurso de alzada interpuesto, contra la anulación de las cotizaciones del período formativo que recibieron los trabajadores.

La resolución ofrece un periodo de dos meses para hacer efectiva la orden, que entraría en vigor a finales de octubre, una circunstancia que afecta a casi un millar de personas y que supondría un duro varapalo económico a un colectivo con una precaria situación.

En esta tesitura, el colectivo acudirá al contencioso-administrativo y ha realizado una petición para que se unifiquen en una sola causa para poder pleitear de forma colectiva y ahorrar costes a los ex trabajadores.

Hay que recordar que la Tesorería General de la Seguridad Social anulaba la pasada primavera la cotización de casi 17 meses a un buen número de ex trabajadores de Delphi por la formación recibida en dos empresas entre los años 2009 y 2011.

Concretamente se indicaba que “resuelve anula los periodos en los que estuvo de alta como trabajador por cuenta ajena del Régimen General de la Seguridad Social”. Y, a continuación, detallaba que se trata de las “empresas” Escuelas Profesionales Sagrada Familia y la Asociación de Empresas Aeronáuticas.

En el primer caso, el periodo de cotización ahora anulado se extiende desde el 7 de septiembre de 2009 y el 28 de febrero de 2010. En total, 5 meses y 21 días. En el segundo caso, el periodo es más largo: desde el 1 de marzo de 2010 y el 18 de febrero de 2011, un total de 11 meses y 17 días. En total, 16 meses y 28 días.

Esta resolución no sólo afecta a las 470 personas pertenecientes a la antigua fábrica que aún siguen reclamando una solución. La medida también llega a un grupo de unos 300 prejubilados e, incluso, al grueso de operarios que en su día fue contratado en la planta de Alestis en Puerto Real. Todos ellos habrían realizado cursos de formación en una de esta dos empresas. En total, según los cálculos de USO, esta anulación de prestaciones afectaría a unos mil ex empleados de la planta que cerró en Puerto Real hace ya más de 11 años.