José Luis Galloso: “El alcalde de mi pueblo se ha reído en mi cara”

Rueda de prensa en la Peña Galloso de El Puerto para presentar una clase práctica en Sanlúcar

El 12 de diciembre, en la Peña Museo José Luis Galloso, en su local de la calle Pozos Dulces de El Puerto de Santa María, tuvo lugar una rueda de prensa para la presentación de dos carteles taurinos y contó con una asistencia de público equiparable o superior a la que se puede reunir en un acto temático habitual. Estaban en la mesa José Luis Galloso, director de la escuela taurina “La Gallosina”; José Manuel Berciano, profesor; Carmelo García, empresario de la plaza de Sanlúcar, y Eduardo Ordóñez, presidente de la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas.

El cartel fundamental se refiere a la novillada sin caballos en clase práctica que se celebrará en Sanlúcar de Barrameda el sábado, día 29 de diciembre a las cuatro de la tarde, organizada por la escuela taurina “La Gallosina”, de El Puerto, con reses de El Rodeo (de Marbella) para los alumnos Núñez de Molina, Rafael Camino, Víctor Barroso y El Melli. Actuarán de medios espadas Gonzalo Capdevila y Agustín Sánchez. Al comienzo habrá unos minutos de toreo de salón con la actuación de siete alumnos de menor edad. La entrada será gratis con invitación. La clase práctica tendrá, a las doce de la mañana y en el mismo coso de El Pino, un prólogo consistente en un Encuentro Provincial de Toreo de Salón en todas sus suertes, con alumnos de diferentes escuelas de la provincia y la intervención de maestros del toreo, cuyos nombres serán anunciados oportunamente. La organización de este encuentro corre a cargo de la Asamblea Taurina de Cádiz y la entrada será libre. Es de tener en cuenta la aportación que para una ciudad supone una actividad doble como la prevista para el día 29.

La moderación corrió a cargo de Sergio Pérez, de Radio La Isla, quien empezó diciendo que se trataba de una rueda de prensa de sentimientos encontrados pues, por un lado, estaba la satisfacción de anunciar una clase práctica y, por otro lado, el hecho de que no vaya a tener lugar en el lugar donde tendría que ser ni tampoco estará ofrecida por la empresa Reyma Taurina, concesionaria de la explotación de la Plaza Real. A continuación, dio lectura a la cláusula 6 del pliego de concesión de la explotación de la Plaza de Toros, que dice que el concesionario está obligado a celebrar a su costa dos clases prácticas para los alumnos de la escuela taurina local, que será la que las organice según el reglamento andaluz de escuelas taurinas.

Para explicar las vicisitudes tomó la palabra José Luis Galloso. Agradeció la presencia de público y profesionales ante la convocatoria. Dijo: “Estoy muy enfadado, porque no veo ni medio bien que se rían en mi cara y en este caso se han reído en mi cara el alcalde de mi pueblo y el ayuntamiento, en especial la concejala encargada de la Plaza de Toros; la concejala no está muy enterada del tema y no se ha tomado el asunto como se lo tiene que tomar. Tuve en junio una entrevista con el empresario, donde le dije que había incumplido lo firmado; como no tenía argumentos se levantó. Después en septiembre hubo una reunión de ambos en el Ayuntamiento con la concejala, en la que el empresario sólo decía que si no fuera por él no habría toros. Yo manifesté que estaba allí sólo para hablar de las clases prácticas. A mí no me van a dar coba; estuve lo más educado posible, pero me rebelé porque sentía que no me respetaban. Lo que me movía era sólo que había que montar una clase para mis alumnos y me prometí sacarla adelante como fuera, los triunfos de mis alumnos me recompensan de todas las contrariedades. Estoy indignado porque en El Puerto tenemos una plaza emblemática, pero parece mentira que lo políticos no la hayan defendido. El Ayuntamiento no ha estado en su sitio y me he sentido frustrado”.

Continuó Galloso: “Cuando hay voluntad las cosas se arreglan rápido. Hablé con Carmelo García y en veinticuatro horas nos coordinamos para hacer lo necesario. Ahí está el cartel, ahí están las entradas y lo demás. Él, cuando me vio agobiado, me ofreció todo y en el asunto de papeleo y otros detalles nos ha supuesto un ahorro de unos cuatro mil euros. Lo esencial es que ese día, el 29 de diciembre, resulte bonito y agradable. Esperemos que el nuevo año cambien las cosas y dejemos atrás un tiempo en que lo hemos pasado mal, porque así no se puede trabajar. Económicamente no me llevo nada; todo es gracias a los tres o cuatro amigos que están conmigo y si no fuera por ellos esto sería imposible. Espero que los alcaldes que haya en el futuro se preocupen de no dejar tirados a los chavales que quieren ser toreros”.

Sergio Pérez enumeró los colaboradores que han ayudado a que sea posible la clase práctica. Habrá un sorteo y los subalternos actuarán sin ánimo de lucro. A continuación, recalcó que Carmelo García fue el primero que llamó; la llamada no fue de El Puerto a Sanlúcar sino de Sanlúcar a El Puerto.

Carmelo García expresó. “De corazón, me habría gustado que esto no hubiera ocurrido. No hablaré de nadie, pero estoy aquí por mi afición. Cuando me hablaron del tema decidí hacer lo que siempre he hecho, ayudar al mundo del toro, a la escuela “La Gallosina”, a la Asociación de Escuelas. Desde que tenía trece años estoy en este mundo, que es mi hobby y mi profesión. Los empresarios lo que tienen que hacer es sembrar los cogollos para que un día den fruto. Todos tenemos que remar hacia adelante para que el mundo del toro vaya hacia arriba. Cuando me hablaron del toreo de salón también me encantó. En el futuro me gustaría también tener una escuela taurina en Sanlúcar. Me tendréis siempre para lo que necesitéis”.

Carmelo García

Eduardo Ordóñez tomó la palabra y dijo: “Agradezco a Galloso, a Berciano la generosidad de mantener una escuela taurina en las circunstancias en que lo hacen. Empresarios como Carmelo son los que hacen falta. Los alumnos y los aficionados están aquí por algo, porque creéis en la Fiesta. La Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas acuden a donde le llaman. Me siento defraudado en este asunto, porque el maestro Galloso pidió disculpas a un empresario que no ha cumplido ni ha apostado por la parcela tan importante de las escuelas. Además, no me esperaba del Ayuntamiento esta reacción y esta dejadez; ha sido un gran error, pero los aficionados debemos ser optimistas y debemos estar unidos pese a nuestras diferencias de criterio. Pido que todos vayamos a Sanlúcar el día 29. Estaré siempre a disposición del proyecto de todos”.

En turno de coloquio, a preguntas de los asistentes, Galloso recalcó: “Teníamos prevista esta clase práctica para el 8 de diciembre y metimos en el Registro del Ayuntamiento el 7 de noviembre la solicitud de la plaza, pero hemos tenido el silencio por respuesta. No hemos recibido el permiso de usar la plaza, pero la falta de respuesta es ya una falta de respeto”.

Finalmente, el maestro Luis Parra Jerezano, presente entre el público, se levantó y puso en voz alta sus pensamientos: “Lo que están haciendo estas personas no tiene precio. Quien ha sido una figura del toreo, como Galloso, está dedicando su tiempo y su dinero a los niños que quieren ser toreros, cuando él podría estar ganado dinero en otro sitio. Los políticos están para servir al pueblo. Este hombre es un profesional; yo me indigno a veces y le pregunto por qué sigue, a lo que me responde que, si no lo hacemos nosotros, ¿quién lo va a hacer?”