Intervenidas dos toneladas de hachís tras frustrar un alijo en las costas de Cádiz

Se han detenido a cuatro personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Barbate a cuatro personas como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal. Los detenidos fueron sorprendidos en una playa de Zahora cuando estaban realizando un alijo de hachís. En total se aprehendieron cincuenta y cinco fardos que arrojaron un peso total de 2000 kilos y en cuyo interior también se hallaron pequeñas “bellotas” envasadas con su logotipo y preparadas para su venta.

La operación se inició a raíz del servicio de prevención habitual que realiza la Policía Nacional para detectar, identificar y detener a personas dedicadas al tráfico de drogas en diferentes localidades de la provincia. Ya que se ha detectado un incremento de alijos en diferentes puntos de la costa gaditana debido a la fuerte presión policial ejercida en el Campo de Gibraltar. Frutos de las gestiones realizadas, los investigadores de la Unidad Provincial de Drogas y Crimen Organizado detectó la presencia de una organización criminal que estaría operando por la zona de Zahora, en la localidad de Barbate. Según los datos recabados los integrantes de la organización empleaban embarcaciones semirrigidas para introducir grandes cantidades de hachís a través de sus playas. Por todo ellos se establecieron varios dispositivos de vigilancia a la largo del mes de enero para corroborar las informaciones recibidas.

El pasado 1 de febrero en la Playa Faro de Trafalgar de Barbate, fue interceptado un alijo en el momento en el cual se estaba produciendo la descarga de los fardos de hachís en la playa. Los investigadores de la UDYCO observaron como una embarcación semirrígida se dirigía a la Playa de Zahora cargada con un importante número de fardos. El operativo permitió observar como en la costa esperaba un grupo de más de veinte personas que comenzó a efectuar la descarga de los fardos.

Así pues, de forma inmediata se activó el dispositivo policial que se encontraba en la zona. Al percatarse de la presencia policial, los narcotraficantes emprendieron la huida abandonando la mercancía que habían descargado, así como los restantes fardo de hachís que aun se encontraban en el interior de la embarcación rápida que había sido cargada en la costa de Marruecos.

Debido a la dificultad orográfica de la zona y gracias a la colaboración del Grupo USECIC de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, se logró efectuar la detención de cuatro implicados , los cuales portaban equipos de transmisión y teléfonos móviles proporcionados por la organización.

Los detenidos son UN español y tres ciudadanos marroquíes, uno de ellos menor de edad, los cuales fueron puestos a disposición disposición del Juzgado de Instrucción número 1 en funciones de guardia de Barbate. Tras ser oídos en declaración la Autoridad Judicial decretó prisión provisional para los tres mayores de edad. El menor extranjero fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores decretándose por parte del Juez de Menores su internamiento en un centro de reforma en régimen cerrado.