Desmantelado en Sanlúcar un bloque de viviendas dedicado al cultivo de marihuana

Cuatro de las cinco viviendas del piso eran utilizadas para el cultivo de marihuana

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sanlúcar de Barramenda (Cádiz) a tres personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico. Los detenidos de 65, 46 y 35 años de edad eran los encargados del cuidado de las plantaciones de marihuana que se habían instalado en cuatro viviendas que estaban ocupadas ilegalmente.

La operación se inició tras obtener los investigadores diversos indicios que apuntaban a que dos pisos ubicado esta localidad, estaban siendo utilizados para el cultivo de marihuana “indoor”. Después de recabar los pruebas incriminatorias necesarias, la Magistrada del Juzgado Mixto de Instrucción número uno de Sanlúcar de Barrameda autorizó la práctica de sendas entradas y registros para la comprobación de estos hechos.

Así pues, se procedió a los registros de estas dos viviendas, pudiendo comprobar los investigadores que la práctica totalidad del interior del inmueble se había modificado para dotarlos de las características más idóneas para el cultivo de marihuana de interior sin que esta actividad pudiera ser detectada fácilmente desde el exterior.

De este modo se habían desmantelado las cocinas y se habían transformado los baños en almacenes para los productos utilizados en el cuidado de las plantas, instalándose los extractores de los aires acondicionados en interior de las viviendas para evitar que sean pudieran ser vistos u oídos desde el exterior, expulsándose el aire caliente a la calle a través de un complejo sistema de canalización y filtrado que enmascaraba el característico olor de estas plantas.

Los investigados  habían logrado dedicar todas las habitaciones en plantaciones de marihuana en las que se encontraron un total de 514 plantas en crecimiento, las cuales fueron intervenidos junto a los elementos imprescindibles para el cultivo de interior de estas plantas, bombillas de alto voltaje, aires acondicionados, filtros, ventiladores y transformadores eléctricos, entre otros.

Pese a que en el momento de los primeros registros no se localizó a ninguna persona en el interior de las viviendas, se realizaron gestiones que permitieron determinar  a los moradores de otras dos de las viviendas de ese edificio como presuntos responsables de los cultivos desmantelados. Por todo ello se procedió a su detención y al registro de los piso que ocupaban.

En el primer domicilio se localizaron   las llaves de acceso a los dos primeros pisos y los mandos a distancia de los aires acondicionados instalados en ellos y en el segundo gran cantidad de material necesario para el montaje de este tipo de instalaciones, así como dos habitaciones en avanzado proceso de adaptación para ampliar la zona de cultivo.

Con esta intervención se ha desmantelado un edificio utilizado casi en exclusiva para el cultivo de marihuana, ya que cuatro de las cinco viviendas estaban siendo utilizados con actividades relacionadas con dicho fin, solicitándose la colaboración de la empresa suministradora de electricidad para desmontar la instalación eléctrica conectada ilícitamente a la red por la  consiguiente defraudación de fluido eléctrico y el alto riesgo de incendio por la precariedad de la misma.

Una vez finalizadas las diligencias policiales, los detenidos juntos con las pruebas y efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.