El Congreso avanza para garantizar el derecho a una muerte digna

Ciudadanos presenta esta Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida

La Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso de los Diputados dio el pasado martes 11 de diciembre el primer paso para aprobar la proposición de Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida, presentada por el Grupo Parlamentario de Ciudadanos, y que ahora deberá aprobarse en el pleno.

El texto ha contado con aportaciones de todos los grupos parlamentarios de la Cámara Baja y con la aprobación de cinco enmiendas, entre ellas una del PSOE y de Unidos Podemos, criticada por Ciudadanos, para que sean las comunidades autónomas las que decidan las sanciones en la Ley.

En concreto, el texto de esta enmienda, que ha contado con 20 votos a favor y 17 en contra, establece que las infracciones dispuestas en la normativa queden sometidas al régimen sancionador previsto en la legislación de cada comunidad autónoma y, en ausencia de la misma, se aplique lo previsto en la Ley General de Sanidad, sin perjuicio de la responsabilidad civil o penal y de la responsabilidad profesional, administrativa o laboral procedentes en derecho.

“Es incomprensible que desde partidos que dicen ser de izquierdas, en los que la igualdad debería ser una seña de identidad, se ceda a presiones y se quiera remitir el régimen sancionador a las autonomías. Esto es como si dijeran que el robo con fuerza en Aragón está penado con prisión permanente revisable y en Andalucía con una multa. Es intolerable y por eso nosotros mantendremos nuestra ponencia”, ha aseverado a la salida de la Comisión de Sanidad el portavoz de Ciudadanos en la misma, Francisco Igea.

Por su parte, el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario del PSOE, Jesús María Fernández, ha explicado que han presentado la citada enmienda porque les parecía que es “innecesario” que haya un régimen sancionador único y que hay que dejar “espacio” al desarrollo legislativo por parte de las comunidades autónomas.

Dicho esto, y tras reconocer la necesidad de aprobar esta ley en España, Fernández ha comentado algunas de las aportaciones realizadas por los socialistas como, por ejemplo, la incorporación de los profesionales de Enfermería como expertos necesarios en el proceso de atención, información y ayuda en la toma de decisiones ante el final de la vida; la inclusión del papel del voluntariado; y el papel de asesoramiento, que no de decisión, de los comités de ética para la ayuda de la toma de decisiones en los casos en los que existan discrepancias.