Agrede a una enfermera, a su abogado y parte la muñeca a un policía en Jerez

La autoridad judicial ha decretado el inmediato ingreso en prisión del joven

Incidente de película el ocurrido en menos de 24 horas en Jerez. Todo comenzó tras la agresión de un joven de 19 años a una enfermera en la tarde del martes, sobre las 15:15, en el área de Urgencias del hospital del SAS de Jerez, mientras le tomaban la temperatura, el sujeto reaccionó con extrema agresividad.

El paciente agarró a la enfermera fuertemente del pelo y comenzó a lanzarle una serie de puñetazos contra su rostro y cabeza, logrando que la profesional sanitaria cayera al suelo, donde siguió golpeándola hasta que llegaron varios vigilantes del servicio de seguridad del Hospital al box médico.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron dotaciones de la Policía Nacional, quienes comprobaron lo sucedido recabando las declaraciones de los vigilantes y los testigos así como de la afectada quién se encontraba siendo atendida por sus propios compañeros de las contusiones y hematomas que presentaba en cabeza, toroso y cuello y del estado de ansiedad provocado por la violencia inesperada de lo acontecido.

Tras este hecho, fue inmediatamente detenido como presunto responsable de un delito de atentado contra funcionario público en el ejercicio de sus funciones, siendo conducido posteriormente conducido a los calabozos de la Policía Nacional.

A las 9:30 horas de la mañana del miércoles, tras negarse a prestar declaración en Comisaría con su abogado de oficio, se le facilitó un bolígrafo para firmar el documento, utilizando tal instrumento para intentar agredir violentamente en el cuello al letrado, quien pudo poner la mano a tiempo, logrando repeler un ataque que podría haberlo herido de gravedad, resultando finalmente herido leve.

Tres agentes de la Policía Nacional que se encontraban en la sala se abalanzaron sobre el agresor para intentar reducirlo, recibiendo ambos heridas de consideración por la resistencia que opuso, uno de ellos contusiones y heridas sangrantes, y el otro la fractura de una de sus muñecas.

Debido a estos hechos el sujeto ha sido imputado nuevos delitos de lesiones y atentado contra agentes de la autoridad, siendo de nuevo ingresado en calabozos hasta que fue trasladado con medidas de seguridad adicionales hasta la sede de los Juzgados de Instrucción donde la Autoridad Judicial decretó su ingreso inmediato en prisión comunicada y sin fianza.