Que las obras en La Isla tengan un visto bueno en accesibilidad, propone Loaiza

El líder del PP sugiere que asociaciones de personas con movilidad reducida den el visto bueno a las obras

El presidente del Partido Popular (PP) de San Fernando, José Loaiza, ha solicitado al gobierno municipal que cuente con las asociaciones y colectivos de personas con movilidad reducida para la supervisión de cuantos trabajos lleve a cabo en espacios públicos. Con ello Loaiza persigue que quienes trabajan cada día por hacer de nuestras ciudades lugares más accesibles “puedan certificarnos que, efectivamente, vamos por el buen camino y hacia la normalización de la vida cotidiana de miles de isleños”.

El líder popular pudo comprobar en una visita realizada junto a miembros de la Asociación Isleña por la Ciudad Accesible (AICA), como una reciente obra de remodelación ejecutada por el gobierno municipal, no reunía los requisitos para ser considerada como cien por cien transitable. En concreto, se trata de la reurbanización del acerado de la calle José López, aunque abundan ejemplos a lo largo y ancho de San Fernando.

“Pensamos que las obras podrían haberse realizado mucho mejor”, aseguraba el secretario de AICA, José Torrejón. “Hemos venido varias personas en diferentes tipo de sillas de ruedas y encontramos dificultades en el desplazamiento, pero no es sólo un problema para las sillas de rueda, sino que acaba de pasar un matrimonio con un cochecito de niño al que también le ha costado subir y bajar las aceras”, afirmó.

José Loaiza lamentó que el gobierno de Patricia Cabada no hubiese puesto en marcha el Plan de Accesibilidad que dejó redactado y presupuestado el anterior gobierno tan sólo a expensas de ser licitado. “Comprobamos con tristeza como La Isla tampoco ha avanzado en estos cuatro años en accesibilidad. Las pocas obras que se han ejecutado por parte del gobierno municipal siguen presentando las mismas barreras arquitectónicas para un gran número de isleños, y no sólo para quienes se desplazan en silla de ruedas. Hacer una ciudad accesible donde las personas con necesidades diversas y movilidad reducida puedan desplazarse en las mejores condiciones, con total autonomía y seguridad, era nuestro objetivo a la hora de llevar a cabo los siete itinerarios que integraban el Plan de Accesibilidad y que fueron diseñados con las entidades y asociaciones que más pueden aportar en hacer de La Isla la ciudad de todos. Se abandonó ese proyecto, no se sustituyó por ninguna otra iniciativa y se dejó de contar con aquellas personas y colectivos que sufren cada día la falta de compromiso con la accesibilidad de esta alcaldesa y su gobierno”.