Peligroso incendio en una unifamiliar en Jerez, junto a la avenida Rey Juan Carlos I

Una joven de 21 años se encontraba atrapada en la cocina respirando como podía por la reja

  • Un Bull Terrier ha aparecido muerto en la vivienda

El suceso ha tenido lugar a las 19:20 horas del jueves en la vivienda unifamiliar número 57 de la Calle Parque de Timanfaya, paralela a la avenida Rey Juan Carlos I, cerca del Centro de Salud de Montealegre.

Una joven de 21 años llamada Cristina se puso en contacto con Emergencias al comprobar que había fuego en el salón de su unifamiliar. Se encontraba sola en la vivienda sin poder acceder a la salida, ya que las llamas del salón se lo impedían.

Testigos presenciales han informado a MIRA Jerez que la chica intentó salir hacia el patio pero le fue imposible, así que se quedó en la cocina intentando respirar por una ventana con rejas, como bien podía.

La joven en todo momento estuvo conectada por teléfono con el operador de sala de la Policía Local, quien se encontraba tranquilizándola y dándole instrucciones para asegurar la supervivencia de la chica, transmitiéndole la seguridad de que sería rescatada en breve.

Al lugar de los hechos llegaron unidades de Bomberos, Policía Local y Policía Nacional. Al encontrarse la vivienda completamente cerrada, no se apreciaban en el exterior las llamas, solo gran cantidad de humo.

Según ha podido saber MIRA Jerez a traves de fuentes vecinales, la apertura de la puerta de la vivienda trajo consigo el avivamiento instántaneo de las llamas, siendo estas sofocadas por los bomberos.

Dos agentes de la Policía Nacional, que rodearon la vivienda, tras ver a la joven con la cabeza atravesando la reja para respirar, alertaron y llevaron hasta el lugar a un bombero, y entre los tres le colocaron una mascara de respiración del equipo autónomo hasta que más unidades de bomberos lograron llegar hasta ella desde el interior, rescatándola y sacándola del lugar.

La joven fue asistida en primera instancia por una ambulancia en su propia calle, y trasladada posteriormente al Hospital de Jerez.

En el domicilio se encontró el cadáver de un perro de raza Bull Terrier, fallecido al parecer por asfixia.