El nuevo apeadero de autobuses de Chiclana, a falta del mobiliario

Tras las últimas actuaciones de asfaltado se espera que pueda comenzar a funcionar a la mayor brevedad

El delegado municipal de Tráfico, José Manuel Vera, ha visitado junto a técnicos municipales y de la Junta de Andalucía las obras del apeadero de autobuses, que se están ejecutando en la calle Paciano del Barco, junto al río Iro y al Campo Municipal de Deportes. En este sentido, el responsable de Tráfico y Movilidad ha comprobado in situ el desarrollo de las obras, que se encuentran prácticamente finalizadas, tras las actuaciones de asfaltado del viario y la instalación de la señalización de las distintas marquesinas ubicadas junto al edificio principal.

De esta forma, está previsto que en los próximos días se proceda a la recepción de las obras por parte de la administración autonómica, restando solo por ejecutar la instalación del mobiliario necesario para su puesta en funcionamiento. “Así pues, una vez se proceda a la instalación del mobiliario y equipos informáticos, así como pequeños detalles, este equipamiento podría abrir sus puertas y los autobuses utilizar ya la nueva zona habilitada para su estacionamiento”, ha indicado José Manuel Vera, quien ha mostrado su satisfacción “por el buen desarrollo de esta actuación, teniendo en cuenta los problemas que han podido ocasionar en el tránsito de vehículos por la zona, así como la limitación de plazas de estacionamiento como consecuencia de la parada provisional junto al Campo de Fútbol”.

“Desde este equipo de Gobierno confiamos en que, una vez recepcionadas las obras en los próximos días, el nuevo apeadero de autobuses pueda comenzar a funcionar de forma inmediata”, ha expresado el delegado municipal de Tráfico, quien ha añadido que “hasta ahora la lealtad institucional y coordinación han sido excelentes, por lo que confiamos en que todo continúe igual con el nuevo Gobierno autonómico”. “Estamos hablando de un equipamiento muy importante para el transporte público en Chiclana, por lo que esperemos pueda abrir sus puertas a la mayor brevedad posible”, ha insistido.

Hay que recordar que las obras del nuevo apeadero de autobuses de Chiclana comenzaron a ejecutarse a finales del pasado mes de agosto, estando previstas en el plazo de unos cinco meses. En este sentido, indicar que esta actuación, que ha supuesto una inversión de 235.950 euros por parte de la Junta de Andalucía, se inició con la fabricación, fuera de obra, del edificio modular que albergará la sala de espera y los aseos por parte de una empresa local, para su posterior instalación en su actual ubicación junto al río Iro. Además, se han distribuido seis dársenas, en forma de dientes de sierra, para facilitar la parada de los autocares de forma cómoda y segura, así como al asfaltado de la calle Paciano del Barco, actuación ésta que se ha llevado a cabo a principios del presente año.

En otro orden de cosas, durante la visita a las obras del apeadero de autobuses, el delegado municipal de Tráfico ha abordado con los técnicos municipales y autonómicos la mejora y puesta a disposición de distintas marquesinas en zonas del diseminado de Chiclana. “La ejecución de las obras del tranvía metropolitano llevaba consigo una serie de actuaciones paralelas en el municipio, entre ellas, el apeadero de autobuses, que cuenta con nuevas marquesinas, además del edificio principal”, ha expresado José Manuel Vera, quien ha añadido que “también se ha abordado la instalación de nuevas marquesinas en el extrarradio, cuestión que consideramos prioritaria para este Gobierno municipal”. “Esperemos que esta cuestión pueda solventarse de forma satisfactoria y en el menor tiempo posible, de cara a un mejor servicio para los vecinos y vecinas del diseminado”, ha resaltado.