El Ballet Imperial Ruso presenta ‘El lago de los cisnes’ en el Teatro Villamarta

La compañía, de gran prestigio internacional, pone en escena un clásico de la danza con música de Tchaikovski

El Ballet Imperial Ruso presenta mañana miércoles día 19 en el Teatro Villamarta ‘El lago de los cisnes’, una de sus producciones propias. Dividida en dos actos, con música de Tchaikovsky, supone un recorrido por la danza clásica. La compañía rusa, dirigida por Gedeminas Tarandá, autor además del libreto, se haya inmersa en una gira por nuestro país donde incluye la reposición de otros espectáculos.

‘El lago de los cisnes’ narra la historia de amor entre el Príncipe Sigrido y Odette, una bella joven convertida en cisne por un hechizo. Este encantamiento desaparecerá en el momento en que un joven se enamore de ella y le prometa fidelidad.

Esta relación se inicia cuando el Príncipe acude al lago por la noche y Sigfrido –a quien su madre la Reina le insta a elegir esposa- se enamora de Odette. Sin embargo, en el castillo real se celebra el gran baile para celebrar la mayoría de edad del Príncipe. Por mor de los encantamientos, el vástago real confunde a Odette con Odile, a quien acaba escogiendo por esposa. El hechicero Rothbart y Odile se ríen de él. El genio de la maldad ha triunfado. A la orilla del lago llega Sigfrido para suplicar perdón a Odette. El hechicero combate con el Príncipe y pierde, por lo que su magia desaparece. Odette y Sigfrido reciben con alegría los primeros rayos de sol.

Durante dos horas y diez minutos, el espectador se entrega por completo a una historia en la que todo se cuenta con movimientos de danza clásica, una historia en la que todo se vive al compás de una impresionante composición musical. Como en los buenos cuentos, todo acaba con la fuerza del amor rompiendo maleficios, con la victoria del bien sobre el mal.

El espectador queda tan imbuido del cuento, de los pasos de baile, y del ágil dinamismo de las bailarinas, que llega incluso a confundirlas con verdaderos cisnes. Una buena oportunidad para disfrutar del ballet con mayúsculas.

La dirección artística está en manos de su fundador, Gediminas Tarandá, el que en otro momento fuera primera figura del Teatro Bolshoi de Moscú. Tarandá realiza una perfecta adaptación de la coreografía que originariamente dibujaran Lev Ivanov y Marius Petipa.
La compañía moscovita fue creada en 1994 por iniciativa de Maya Plisetskaya, que hasta 2004 fue su presidenta de honor y asesora general. El elenco está compuesto por 45 bailarines del máximo nivel artístico, muchos de los cuales han sido ganadores de prestigiosos concursos de danza.

El Ballet Imperial Ruso sigue en sus representaciones la línea de los grandes clásicos. Así, entre su repertorio, encontramos obras como ‘Giselle’, ‘La Bella Durmiente’, ‘Sherezade’ o ‘El Cascanueces’.