La suerte continúa siendo esquiva en 2019

El Cádiz malogra un penalti en los primeros minutos y acaba con uno menos en Almería

La segunda vuelta de la competición arrancaba con novedades en el once titular cadista. Edu Ramos tenía continuidad en el centro del campo en detrimento de Garrido, que se perdió el último partido por sanción, manteniendo el resto del equipo al igual que en las últimas jornadas. En este caso Álex Fernández caía en banda derecha, lo que dejaba a Vallejo y Lekic como delanteros.

Tardaron los equipos en aproximarse a la puerta contraria. Fue el Almería el primero en hacerlo en el minuto 10 aprovechando una pérdida en el centro del campo que cazó Juan Carlos y su tiro ajustado lo sacó Cifuentes con el pie. La réplica llegaría dos minutos después en un saque d eesquina de José Mari que remató de primeras Vallejo y tras varios rechaces despejó la zaga.

El marcador pudo variar en el minuto 16. Un rápido contragolpe de Álex Fernández acabó con una falta al madrileño de Yan Eteki dentro del área, el colegiado López Toca no dudó en señalar penalti, pero el lanzamiento desde los once metros de Álex fue adivinado por el gaditano René que lo detuvo.

Hasta el final ningún acercamiento tendría claridad en los últimos metros. Ejemplo claro fue una doble ocasión con centros rojiblancos que sacó la zaga del área pequeña.

Sin novedades al inicio de la segunda parte, las dos primeras ocasiones fueron amarillas. Primero con un tiro de Lekic que detuvo René y más tarde con una internada de Álex que tiró por encima del larguero.

Hizo doble cambio en el minuto 58 Álvaro Cervera dando entrada a Garrido y Salvi por Edu Ramos y Lekic. La presencia en el área comenzó a ser más habitual, pero la ocasión tuvo firma local en el mionuto 69 con un cnetor de Luis Rioja que detuvo Cifuentes ante Álvaro en el primer palo.

El último cambio fue dar entrada a Aketxe por Álex en el minuto 72, y un saque de esquina del vasco rozó el gol en un testarazo de Marcos Mauro que fue desviado a córner. Con lo que no se contaba era con que en el minuto 74 iba a ser expulsado José Mari por doble amarilla, lo que dejaba al Cádiz el último cuarto de hora en inferioridad numérica.

Pese al contratiempo, el gol amarillo pudo llegar en el minuto 81 con una mala salida de René que aprovechó Salvi pero su tiro se marchó rozando el palo, y también en una falta lateral sacada directa por Aketse que despejó el guardameta de puños.

Lo mejor es que, pese a la inferioridad, nunca se temió por puntuar y se estuvo más cerca de la victoria que de la derrota, hata el último instante con un tiro de Vallejo pegado al palo.