fbpx

Aparece una muñeca ahorcada con cara de Carmen Calvo

Grupos Trans habrían sido los autores del ahorcamiento de la figura de la vicepresidenta Carmen Cavo por su postura por la nueva Ley Trans de Irene Montero

No es la primera vez que ocurre, ni es la primera vez por parte de los mismos protagonistas. Ahora sí, ha cambiado el objetivo, y en vez de políticos de centro-derecha o miembros de la Casa Real, ahora ha sido la diana una «miembra» del PSOE. Así, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha condenado la aparición de una muñeca ahorcada con su cara en un árbol. «Ni la violencia ni las amenazas tienen cabida en una democracia. Así no», ha señalado este sábado Calvo en una publicación en su cuenta de Twitter, enlazando la publicación de elcomún.es.

Muñeca ahorcada con la cara de Carmen Calvo | elcomun.es

Este medio explica que personas anónimas de grupos Trans colgaron la muñeca durante la madrugada del 19 de febrero en la plaza 8 de marzo de Santiago de Compostela. Incluía la figura la frase en gallego ‘Me he perdido, por dónde queda el patriarcado’, en alusión a su postura dentro del feminismo; una postura alejada de la propuesta de Podemos e Irene Montero.

El Común señala que este ahorcamiento podría deberse a su postura crítica con la ley que prepara el Ministerio de Igualdad de Irene Montero conocida como Ley Trans. Destaca que tanto trans-activistas como organizaciones como la Federación Plataforma Trans o Podemos, han señalado a la ministra Carmen Calvo en los últimos días. Así, destaca que «las consecuencias de esas acciones están aquí».

El PSOE muestra su rechazo, y Twitter arde y lo llama libertad de expresión

Ante este suceso, el PSOE ha mostrado su apoyo a Calvo, destacando que la «intimidación, la amenaza, la coacción o la violencia no se pueden permitir en una democracia plena» como la española.

«Esto es intolerable. Es abominable. Es repugnante. Ya vemos dónde va a parar el discurso negacionista. Todo nuestro apoyo, Carmen», ha publicado la cuenta del PSOE.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, también ha criticado este acto. «Solo quienes no tienen argumentos ni razones recurren a la violencia y las amenazas. Un abrazo, vicepresidenta», ha tuiteado.

En la misma línea, la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, también ha salido en defensa de la vicepresidenta y ha apuntado que «solo quienes no tienen argumentos ni razones recurren a la violencia y las amenazas». «Un abrazo, vicepresidenta», ha dicho Antonelli.

Para la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, los actos de odio y violencia «no tienen cabida en democracia». «Todo mi apoyo y cariño a Carmen Calvo ante este intolerable ataque. Los actos de odio y violencia no tienen cabida en democracia. Frente a la intolerancia, respeto y convivencia», ha apostillado Batet.

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, también ha trasladado todo su apoyo a su «compañera y amiga» Carmen Calvo y ha manifestado su «rotunda condena a las amenazas y conductas violentas». «El odio y la intolerancia son totalmente rechazables. La convivencia democrática debe prevalecer siempre», ha precisado.

«Todo mi apoyo para mi compañera, amiga y maestra Carmen Calvo», ha señalado la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en una publicación en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cuca Gamarra, también ha mostrado su solidaridad con Carmen Calvo y ha asegurado que la violencia «nunca tiene justificación y nunca es el camino».

También el sindicato mayoritario de la policía, JUPOL, señala: «Desde #JUPOL, sindicato mayoritario de la @policia, mostramos nuestro total rechazo a ese acto antidemocrático y despreciable. Nuestro apoyo y solidaridad con Carmen Calvo».

Los Twitteros responden: «es libertad de expresión»

Aparecen en respuesta cientos de usuarios en Twitter que les recuerdan innumerables casos de quema de muñecos con las caras de otros políticos o miembros de la Casa Real; incidiendo que antes no se rasgaban las vestiduras. Otros le achacan su postura ante la nueva Ley, como Ángel González: «A pesar de toda tu maldita violencia contra el colectivo trans, de negarnos derechos y alegar que sientes «inseguridades jurídicas» ante la ley (cuando inseguridades jurídicas tenemos las personas trans) no apoyo esto. Eso sí, apoyaría que dimitieras o pidieras disculpas». No es la única que pide la dimisión, se une a esto gran número de tweets, entre los que está el de Rebeca Pilar: «No apruebo la violencia, ni las amenazas veladas detrás de muñecas, pero Carmen Calvo lo está haciendo muy mal y debería dimitir por TERF».

Jorge de la Fuente manifiesta: «Pues lo tenéis muy fácil PSOE, echad a Podemos del gobierno y empezad a trabajar por España»; Julio Tofani indica: «Pueden dar una lista de quien puede ser representado colgado y quién no. Ya sabemos que el Rey, Guardias Civiles y Abascal sí se puede por ser Libertad de expresión, Carmen Calvo no porque es una amenaza».

No es la primera vez que ocurre, ni es la primera vez por parte de los mismos protagonistas. Ahora sí, ha cambiado el objetivo, y en vez de políticos de centro-derecha o miembros de la Casa Real, ahora ha sido la diana una «miembra» del PSOE. Así, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha condenado la aparición de una muñeca ahorcada con su cara en un árbol. «Ni la violencia ni las amenazas tienen cabida en una democracia. Así no», ha señalado este sábado Calvo en una publicación en su cuenta de Twitter, enlazando la publicación de elcomún.es.

Muñeca ahorcada con la cara de Carmen Calvo | elcomun.es

Este medio explica que personas anónimas de grupos Trans colgaron la muñeca durante la madrugada del 19 de febrero en la plaza 8 de marzo de Santiago de Compostela. Incluía la figura la frase en gallego ‘Me he perdido, por dónde queda el patriarcado’, en alusión a su postura dentro del feminismo; una postura alejada de la propuesta de Podemos e Irene Montero.

El Común señala que este ahorcamiento podría deberse a su postura crítica con la ley que prepara el Ministerio de Igualdad de Irene Montero conocida como Ley Trans. Destaca que tanto trans-activistas como organizaciones como la Federación Plataforma Trans o Podemos, han señalado a la ministra Carmen Calvo en los últimos días. Así, destaca que «las consecuencias de esas acciones están aquí».

El PSOE muestra su rechazo, y Twitter arde y lo llama libertad de expresión

Ante este suceso, el PSOE ha mostrado su apoyo a Calvo, destacando que la «intimidación, la amenaza, la coacción o la violencia no se pueden permitir en una democracia plena» como la española.

«Esto es intolerable. Es abominable. Es repugnante. Ya vemos dónde va a parar el discurso negacionista. Todo nuestro apoyo, Carmen», ha publicado la cuenta del PSOE.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, también ha criticado este acto. «Solo quienes no tienen argumentos ni razones recurren a la violencia y las amenazas. Un abrazo, vicepresidenta», ha tuiteado.

En la misma línea, la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, también ha salido en defensa de la vicepresidenta y ha apuntado que «solo quienes no tienen argumentos ni razones recurren a la violencia y las amenazas». «Un abrazo, vicepresidenta», ha dicho Antonelli.

Para la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, los actos de odio y violencia «no tienen cabida en democracia». «Todo mi apoyo y cariño a Carmen Calvo ante este intolerable ataque. Los actos de odio y violencia no tienen cabida en democracia. Frente a la intolerancia, respeto y convivencia», ha apostillado Batet.

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, también ha trasladado todo su apoyo a su «compañera y amiga» Carmen Calvo y ha manifestado su «rotunda condena a las amenazas y conductas violentas». «El odio y la intolerancia son totalmente rechazables. La convivencia democrática debe prevalecer siempre», ha precisado.

«Todo mi apoyo para mi compañera, amiga y maestra Carmen Calvo», ha señalado la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en una publicación en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cuca Gamarra, también ha mostrado su solidaridad con Carmen Calvo y ha asegurado que la violencia «nunca tiene justificación y nunca es el camino».

También el sindicato mayoritario de la policía, JUPOL, señala: «Desde #JUPOL, sindicato mayoritario de la @policia, mostramos nuestro total rechazo a ese acto antidemocrático y despreciable. Nuestro apoyo y solidaridad con Carmen Calvo».

Los Twitteros responden: «es libertad de expresión»

Aparecen en respuesta cientos de usuarios en Twitter que les recuerdan innumerables casos de quema de muñecos con las caras de otros políticos o miembros de la Casa Real; incidiendo que antes no se rasgaban las vestiduras. Otros le achacan su postura ante la nueva Ley, como Ángel González: «A pesar de toda tu maldita violencia contra el colectivo trans, de negarnos derechos y alegar que sientes «inseguridades jurídicas» ante la ley (cuando inseguridades jurídicas tenemos las personas trans) no apoyo esto. Eso sí, apoyaría que dimitieras o pidieras disculpas». No es la única que pide la dimisión, se une a esto gran número de tweets, entre los que está el de Rebeca Pilar: «No apruebo la violencia, ni las amenazas veladas detrás de muñecas, pero Carmen Calvo lo está haciendo muy mal y debería dimitir por TERF».

Jorge de la Fuente manifiesta: «Pues lo tenéis muy fácil PSOE, echad a Podemos del gobierno y empezad a trabajar por España»; Julio Tofani indica: «Pueden dar una lista de quien puede ser representado colgado y quién no. Ya sabemos que el Rey, Guardias Civiles y Abascal sí se puede por ser Libertad de expresión, Carmen Calvo no porque es una amenaza».

LO ÚLTIMO

LO ÚLTIMO