El jerezano Juan José Padilla se despide de Lima a hombros

Reflejamos las últimas actuaciones de Juan José Padilla en América y los reconocimientos a él y a Ginés Marín, así como las convocatorias de Chacón y Jesulín

Empezamos nuestra crónica semanal hablando de Juan José Padilla. El 18 de noviembre el torero jerezano se despidió de la plaza de Acho en Lima (Perú), con motivo de la Feria del Señor de los Milagros, ante toros de Daniel Ruiz y Olga Jiménez. Tras el paseíllo, Padilla fue obligado a saludar desde los medios. En su primero, tras buenas verónicas, quitó y pareó; a la muleta conectó con el público y dejó estocada de efecto rápido; cortó una oreja.

En su segundo, problemático, saludó arrebatadoramente y luego luchó en la faena por retener sus acometidas con entrega y voluntad, matando de estocada algo desprendida; cortó otra oreja. Compartió tarde con Antonio Ferrera, que tuvo silencio y vuelta, y El Fandi, que cerró con oreja y silencio. Padilla abrió a hombros la puerta grande.

Previamente hubo actuaciones que ahora recogemos. El 9 de noviembre viajó Juan a la Plaza Lorenzo Garza de Monterrey (Méjico) para enfrentarse a toros de Marrón, bien presentados.

En su primero falló con los aceros y dio una vuelta al ruedo tras petición y a su segundo, en una faena a más que conectó con los tendidos, le cortó las dos orejas. Alternó con el rejoneador Andy Cartagena, que logró oreja y oreja, y Alfredo Ríos “El Conde”, que quedó en silencio y silencio. Padilla y Cartagena salieron a hombros por la puerta grande.

El 11 de noviembre tenía compromiso Padilla en la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara (México), en la cuarta corrida de la Feria de Otoño, para lidiar toros de San Miguel de Mimiahuápam y de Begoña, de buena presentación. Al finalizar el paseíllo Padilla fue homenajeado en reconocimiento a su trayectoria por las peñas Infantil, Amigos Taurinos por Siempre y Guadalajara. A base de entrega y corazón cuajó dos faenas; en su primero logró una oreja y en su segundo, otra oreja con petición de segunda. Completaron cartel Sebastián Castella, que se llevó ovación y ovación, y Joselito Adame, que quedó en silencio y silencio. Padilla salió a hombros.

El 12 de noviembre estaba anunciado en Tlaxcala (México), por la primera corrida de Feria, con toros de San Miguel de Mimiahuapan, bien presentados. En su primero quedó en silencio y en su segundo cosechó palmas. Hizo el paseíllo con Uriel Moreno “El Zapata”, que se llevó silencio y palmas, y Gerardo Rivera, que logró dos orejas y palmas.

Vamos ahora con la vida social. En el año de la despedida, a Juan José Padilla le tocó el reconocimiento y homenaje por sus 25 años de alternativa en el Centro Taurino de Lima, ante cientos de aficionados.

El mundo del toro está siendo justo con el torero jerezano reconociendo su trayectoria labrada en la dureza, pero siempre dando la cara. Además, el día 16 fue incorporado en acto solemne a la Cuadrilla de Emergencia de la Hermandad Dominica de Caballeros de San Martín de Porres y San Juan Macías y el 18, domingo muy temprano, se dio cita en la Basílica del Santísimo Rosario del Convento de Santo Domingo ubicada junto a la Plaza Mayor de Lima, para asistir a la multitudinaria misa dominical y cargar las andas del santo moreno en procesión.

Del torero jerezano-oliventino Ginés Marín destacamos dos notas. Primera es que el 8 de noviembre fue reconocido, junto a Román y Pablo Aguado, por el Club Taurino de Baeza (Jaén), localidad donde el mes de agosto los tres toreros jóvenes hicieron el paseíllo y triunfaron. Fue un acto en el Patio de Empresas, acudiendo numerosos aficionados jóvenes, que arroparon a la terna de los también jóvenes matadores. Cada uno recibió un trofeo. Se suspendió la corrida por las fuertes lluvias y los matadores aceptaron torear tres días después; a pesar del retraso, fue todo un éxito y por este motivo la afición baezana ha querido hacerles un homenaje especial que reconoce su buen trabajo y su profesionalidad.

Segunda nota es que el día 10 el joven Marín fue acogido en el Club Taurino Almodóvar, que entregó los trofeos correspondientes a su feria taurina 2018 en un acto que contó con la presencia de más de trescientos socios y simpatizantes de la entidad manchega en la tradicional Cena de Gala. Marín recibió el premio como Triunfador de la feria, trofeo “Calatraveño”. También recibió el trofeo a la Faena Más Artística del serial, trofeo “Antonio Sánchez Puerto”. El torero resaltó la categoría del acto con tan nutrida presencia, algo que en su opinión demuestra la sincera afición existente en la localidad, y daba la enhorabuena al Club Taurino por sus veintiocho años de trayectoria. Entre otros premiados, su subalterno Fini recibió el premio al Mejor Subalterno de brega, trofeo “Modesto Prado”. Este acto supuso la culminación de la XXVIII Semana Cultural Taurina, que ha incluido diversas charlas y un concierto de pasodobles.

Otro nombre que brilla. El 8 de noviembre el matador de toros de Prado del Rey Octavio Chacón participó en Valdepeñas (Ciudad Real) en un acto organizado por la Peña Taurina El Burladero, en la Antigua Bodega Los Llanos. Ante la afición de la localidad el torero gaditano se sinceró y afirmó que “la dureza es buena porque te curte”, entre otras de sus grandes frases en la noche. Habló de su etapa en Perú, de ir asimilando tarde a tarde todo lo conseguido esta temporada, de la importancia de la vuelta al ruedo con el toro de Saltillo en Madrid y todo lo que ha llevado consigo. Su apoderado, Antonio Caba, también fue partícipe de la conversación junto con el periodista Javier Fernández-Caballero y el crítico Ignacio Rubio.

Para terminar, traemos a nuestras páginas a una figura gaditana que puede volver a dar que hablar. Jesulín de Ubrique intervino el día 10 en Vall de Uxó (Castellón) abriendo la XIX Semana Cultural Taurina que organiza la Peña “El Natural”. El diestro gaditano fue protagonista de una tertulia sobre su trayectoria, moderada por Jorge Casals, en el Teatro Carmen Tur, acto que había despertado una enorme expectación.

A lo largo del coloquio Jesulín anunció que volverá a torear la próxima temporada. De momento ya hay una cita segura en Ubrique, porque el próximo año va a torear la Corrida de la Piel, creada por la empresa Carmelo y Caba, que fueron sus banderilleros, pero que, tras alcanzar un renombre, en los últimos años decayó un poco. El torero expresó que “se pretende organizar un buen cartel para recuperar esa fecha”. Fiel a su estilo cordial, se extendió en confesiones más personales descubriendo su lado más humano. Sobre el momento actual de la Fiesta declaró que “le faltan tres o cuatro toreros como Jesulín de Ubrique, las figuras no deben aislarse, hay que estar cerca del público”. Especiales aplausos tuvo cuando afirmó que pagaría una entrada por ver a Octavio Chacón con una de Saltillo, a Diego Ventura y Hermoso de Mendoza en un mano a mano y por ver a Roca Rey con una de Victorino”.