Las compensaciones a los autobuses de Cádiz, en el punto de mira de Competencia

La comisión cree que existe un riesgo potencial de que se esté compensando en exceso a la compañía que ofrece el servicio

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha emitido un informe a petición del Ayuntamiento de Cádiz, en el que ha recomendado al Consistorio revisar el sistema de pago de compensaciones que percibe la Compañía de Tranvías de Cádiz a San Fernando y Carraca S.A., por prestar, en régimen de concesión, el servicio de autobuses urbanos en la ciudad.

Según ha informado la comisión en una nota, esta empresa concesionaria recibe una compensación del 15 por ciento de su coste de explotación, que fue fijada en 1992 por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Con ella, se intenta restituir los déficits que ocasiona la prestación del servicio y mantener el equilibrio económico de la concesión si bien desde entonces no se ha revisado.

Ante esta situación, Competencia ha señalado que en la documentación analizada no dispone de la referencia normativa en la que se justifica la compensación extra que recibe la empresa que explota el transporte colectivo de Cádiz. En este sentido, ha hecho referencia a la normativa de la Unión Europea correspondiente, la cual es muy estricta ya que intenta evitar que se produzcan unas ayudas excesivas o sobrecompensaciones.

Por ello, Competencia ha propuesto al Ayuntamiento distintos métodos para calcular el beneficio razonable de la empresa prestadora y evitar así la sobrecompensación. De esta forma, debería compararse con el margen de beneficio requerido por una empresa bien gestionada y activa en el mismo sector. Además, ha considerado necesario asegurar que la compensación pública no se utilice para fortalecer la posición de la empresa adjudicataria respecto a la de otros competidores.

En esa línea, la comisión cree que existe un riesgo potencial de que se esté compensando en exceso a la compañía que ofrece el servicio, con posibles implicaciones en la gestión eficiente de los fondos públicos y que podría incurrir, incluso, en ayudas de Estado, por lo que, en el caso de que se hubiera producido una sobrecompensación a favor de la empresa prestadora del servicio ha apuntado que ésta debería notificarse a la Comisión Europea como un posible caso de ayuda de Estado.

Con todo, Competencia ha recomendado revisar si la prestación del servicio público se está realizando adecuadamente y analizar aspectos como una licitación transparente y competitiva, la duración del contrato y las garantías de publicidad. No obstante, ha valorado positivamente la solicitud de informe remitida por el Ayuntamiento de Cádiz, así como sus esfuerzos por adaptar su gestión y hacerla más eficiente a través de la revisión de las sumas abonadas a la empresa que presta el servicio.