El PSOE afea a PP, Podemos e IU que alienten el debate sobre la venta de armas

La diputada nacional jerezana Miriam Alconchel considera que perjudica a Cádiz

La diputada en el Congreso, Miriam Alconchel, ha reprochado hoy al PP que haya elevado al Congreso una iniciativa sobre la venta de armas, “generando alarmas en un tema tan sensible para la provincia de Cádiz por el impacto del contrato de las corbetas para Arabia Saudí”, extendiendo “esa falta de seriedad a Podemos e IU que han alentado también iniciativas de embargo de armas en el Congreso, con el silencio cómplice de alcaldes como el de Cádiz o Puerto Real”.

La diputada lamenta que los partidos “en un ejercicio de irresponsabilidad estén manoseando un conflicto para generar miedo con fines electorales” y ha recordado que los trabajadores en las factorías están pidiendo “prudencia además de compromiso porque no se pueden tomar decisiones unilaterales que tienen repercusiones estructurales”.

“Hablar de nuestra industria de defensa es hablar de desarrollo social y económico, de 6.000 empleos en el caso de las corbetas”, ha defendido en sede parlamentaria, para destacar que “es una importante fuente de generación de actividad económica y de puestos de trabajo, que contribuye al desarrollo de nuestra base tecnológica e industrial y favorece el avance en materia de I+D+i y por eso, somos inequívocos en la defensa de los beneficios que aporta en materia de investigación, en tecnología, y de los retornos que produce a la sociedad en cuanto a conocimientos, empleo e inversiones”.

La portavoz adjunta de Defensa ha manifestado que “el Gobierno tiene claro el papel que debe jugar España en la reestructuración e integración de la industria europea de defensa, impulsando la presencia de las empresas españolas en el nuevo marco y también tiene claro cuál es el impulso que necesita la industria española de Defensa y el apoyo que requiere para la internacionalización de la misma”.

“Y todo esto es compatible con el cumplimiento del artículo 1 del Tratado de Comercio de Armas, para impedir que con nuestro material exportado se pueda llevar a cabo cualquier vulneración de los derechos humanos o de la legislación internacional humanitaria”, ha subrayado.

Alconchel ha pedido que “no se trate de confundir a la ciudadanía pues el comercio exterior de material de defensa y de doble uso está regulado en el ámbito internacional, donde se establecen cuáles son las armas prohibidas y los países sometidos a embargos”. “La JIMDDU y la Secretaría de Estado de Comercio cumplen absolutamente con todos los principios del Tratado de Comercio de Armas”, ha precisado, señalando que “España cumple con los compromisos adquiridos en los principales foros de control y no proliferación de armas”.

En última instancia, ha reclamado que “no mezclen un asunto puntual, que por cierto, sigue su curso, con el apoyo a la exportación de material de Defensa sometida al estricto cumplimiento de la legalidad, con las funciones de un órgano que están perfectamente reguladas y que desempeña con normalidad y sin injerencias, con descalificaciones e insultos al Gobierno, a la ministra y al PSOE”.

Alconchel, en definitiva, ha lamentado “tanto ruido, rumorología, dudas innecesarias sobre un proceso tan complejo y tan estrictamente regulado, y finalmente, abrir un debate que vuelve a generar preocupación precisamente en la parte más débil de la cadena que son los y las trabajadores del sector”.