Teresa Rodríguez: “Vamos los segundos y podemos ser los primeros”

La candidata de Adelante Andalucía reprocho al PP que hablen de cambio “si ese cambio significa cambiar el partido de los ERE por el partido de la Gürtel”

Teresa Rodríguez, candidata de Adelante Andalucía a presidir la Junta de Andalucía, se reivindicó como alternativa a Susana Díaz el pasado sábado en un mitin celebrado en Sevilla. porque “Vamos los segundos y podemos ser los primeros”, argumentaba la política nacida en Rota.

No solo tuvo para la actual presidenta de la Junta, sino que también reprochó a las “derechas”, en alusión a PP-A y Ciudadanos, que hablen de cambio “si ese cambio significa cambiar el partido de los ERE por el partido de la Gürtel”.

Así se ha pronunciado en un acto público en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (Fibes) junto al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el coordinador general de IU, Alberto Garzón, y el candidato a la Vicepresidencia, Antonio Maíllo. Este ha sido el primer mitin en el que participan los líderes nacionales en la campaña del 2D, donde más de 3.000 personas se dieron cita y recibieron a Teresa  al grito de ‘presidenta’.

En este marco, la también coordinadora general de Podemos Andalucía ha preguntado a la presidenta de la Junta y candidata socialista a la reelección “en qué estabilidad está pensando, si en la de Andalucía o en la suya propia”, al tiempo que ha asegurado que “tiene la obligación de presentarse no como opositora, sino como alternativa a Díaz”, porque “soy candidata a la Presidencia igual que ella, que no va a ganar esta vez las elecciones”.

De otro lado, ha criticado que el PP-A intente hablar de economía en esta campaña, cuando “tienen a su gurú económico caminito a Soto del Real”, y asegura que mientras “ellos hablan de bajada masiva de impuestos, nosotros hablamos de salario mínimo interprofesional”, y ha lamentado que a Ciudadanos “la campaña se la hagan desde Madrid y que Albert Rivera venga a hablar de lo que le interesa y no a hablar de Andalucía”.

“El gobierno de Cs no sería un gobierno pensando en el futuro de Andalucía, sino teledirigido por Albert Rivera desde Madrid”, incide Rodríguez, que le ha dicho al candidato andaluz, Juan Marín, que “no se ponga nervioso ni celosos, porque en Adelante Andalucía no vamos a volcar este potencial de voluntad de cambio en un gobierno anquilosado” como cree que es el de Susana Díaz, porque “somos la alternativa, vamos los segundos y podemos ser los primeros”.

Y frente a ellos, continúa Rodríguez ante un público entregado que gritaba consignas como ‘El pueblo unido jamás será vencido’ o ‘No pasarán’, “queremos construir un gobierno que sea escudo de la gente y que la defienda” porque “vamos a defender la ‘matria’, la que cuida, eso es Andalucía”. “Hay que recuperar derechos ya, antes de que se acostumbren nuestros hijos a la subordinación y la obediencia”, añade, y subraya que Adelante “quiere dejar un aire limpio en Andalucía”.

En otro momento de su discurso, ha garantizado que la confluencia será “barrera de contención de la extrema derecha”, así como ha hecho hincapié en que “la verdadera minoría peligrosa de este país son los bancos y los grandes empresarios del Ibex 35, que han ganado dinero con nuestro sufrimiento y con los recortes”.

Por último, Teresa Rodríguez ha señalado que la campaña de su formación “es la campaña de la gente”, y que “han vuelto a levantar la cabeza orgullos de hacerla sin el apoyo de la entidades financieras, que nos han robado hasta la justicia en nuestro país”.

“Un tercio de la campaña del PSOE-A nos va a bastar para ganar las elecciones a Susana Díaz”, apunta, e insiste en que “pueden ganar”, por lo que le piden a los asistentes que “alguna vez se cansaron, se resignaron o se sintieron frustrados, que ahora no es momento de parar”, porque “las encuestas dicen que vamos segundos y que podemos ser primeros”.

Por su parte, Antonio Maíllo, tras garantizar que Adelante Andalucía es un instrumento para “mejorar la vida de la mayoría social que ha sido arrasada durante la crisis”, ha puesto de relieve que a medida que avanza la campaña están notando una “profunda y creciente simpatía” con la suma de personas que “nunca se resignan, de resistencia, que se unen al hilo blanco y verde del pensamiento andalucista y de la nueva política”.

Así, ha señalado que la suma de identidades y emociones “sitúa bien” a la confluencia, cuando ha acusado a Susana Díaz de querer “ridiculizarlos para ningunearlos y atacarlos”; pero durante la campaña “se han quebrado muchas cosas, con un espacio de la derecha sumido en auténtica guerra civil entre ellos” y que “se autoanula como alternativa”.

También ha restado credibilidad a Susana Díaz cuando dice que frenará a las derechas porque ella, como ha recordado, “fue quien puso a Rajoy en Moncloa” o porque ha pactado con Cs “durante tres años y medio”. “No estamos dispuestos a que el futuro de Andalucía lo lidere quien gobierna aquí porque no pudo ser otra cosa”, ha apostillado antes de apuntar que tampoco lo puede liderar “quien ha negado tres veces a esta tierra”.

“Tiene que liderar Adelante Andalucía”, ha exclamado a renglón seguido, antes de defender que el socialismo está en la confluencia y hacer un llamamiento como “proyecto de mayorías” que va a “remangarse” a sabiendas de que “Andalucía solo avanza desde la esperanza no desde el miedo o la resignación, que lo paraliza”. Y con todo, ha apuntado que Adelante Andalucía es la “ruptura del guión” de Susana Díaz y que quedan ocho días de campaña de los que “dependerá de que esta aspiración de cambio y de ilusión en la confluencia como espacio nuevo se convierta en el determinante para el futuro de esta tierra”.

Finalmente, el ex Defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo, que ha sido el primero en intervenir en el acto, ha lamentado que la campaña “está provocando cierta crispación social” y ha reclamado a los dirigentes de la confluencia que sigan planteando sus propuestas “desde la calma y la serenidad, que no quiere decir ausencia de energía sino fruto de reflexión y escucha del pueblo andaluz”.

“Sin oír los lamentos, las alegrías, las desesperanzas y las esperanzas de nuestro pueblo lo que existe es politiqueo no política”, ha agregado Chamizo antes de pedir una política social “que nos permita anticiparnos a los problemas antes de que se conviertan en crónicos”.