Noche de blues de lujo en San Fernando

Este próximo sábado 28 se celebra la XIX edición del festival ‘La Isla del Blues’

Una ocasión que ni pintiparada para disfrutar del buen blues, del blues de primera, del blus de lujo. San Fernando invita de nuevo a la mejor música. Este próximo sábado 28. Reinan los nombres propios. Layla Zoe: distinguida como la mejor vocalista de 2016 en los European Blue Awards, que suena muy de Nueva Orleans pero que en realidad son los premios europeos del blues.

Una artista con sello propio. Su presencia -presencia enorme- en escena y la tesitura de su voz ha hecho que muchos la comparen con la mítica Janis Joplin. Jack Broadbent fue aclamado como el nuevo maestro del slide guitar, ese instrumento que no es más que una guitarra acústica o eléctrica, pero los acordes no se marcan con los dedos sobre el traste sino que para eso se utiliza un objeto de metal, o cristal, deslizándolo sobre las cuerdas.

Hablamos de palabras mayores. ¿Qué produce? Un resultado espectacular y poderoso, sobre todo si es tocado por un virtuoso como Jack Broadbent. Papa Julú son una banda de rock-blues a cuyo frente está el guitarrista jiennense Pedro Peinado. Todos los instrumentos que utilizan son latas de aceite de oliva, o de cualquier envase metálico reciclado. Prácticamente todos los ritmos de ahora están en su repertorio. Su último disco se llama precisamente ‘Dando la lata’. Con poderosas razones.

Convocatoria al canto. Estos tres artistas, renombrados y reconocidos algunos como grandes figuras del blues actual, estarán este sábado en la XIX edición del festival La Isla del Blues, la cita que cada año organiza con un entusiasmo encomiable Blue Show Producciones. Y que no decaiga la iniciativa.

Las sesiones tendrán lugar en el Parque Laulhé de San Fernando, ciudad que todos los veranos desde entonces reserva un hueco en su agenda veraniega para los muchos amantes de este estilo nacido en el delta del Mississipi, pero que como viene de África y se ha expandido por todo el mundo es uno de los géneros más universales. Una música madre del rock en todos sus estilos, hermana del country e inspiradora de músicos de todos los palos, entre los que no se libra el flamenco. El flamenco, siempre único.

El público está asegurado. Layla Zoe viene con una banda de guitarra, bajo y batería; Jack Broadben mostrará su virtuosismo solo, mientras que Papa Julú son cinco sobre el escenario. Mucha gente para una noche de disfrute azul. Toca turno a la evasión, al asueto, al disfrute interior, a la paz de sones musicales. Verano en su apogeo. Noche en calma. El pragmatismo de la cultura.